Dos planes de viabilidad alternativos

Novacaixagalicia iniciará una campaña para captar inversores minoristas

Novacaixa presentará en los próximos días al Banco de España dos planes de viabilidad alternativos para llegar a un core capital del 8%, frente al 5,28% actual, y el 10% que le exige el Banco de España si se mantiene como caja. Su proyecto pasa por crear un banco y conseguir 1.527 millones de euros con inversores privados, además de dar entrada al FROB. Coincidiendo con esta presentación iniciara una campaña para captar inversores minoristas en su red.

La caja gallega ya ha mantenido contactos muy incipientes con grandes fondos de inversión como Paulson & Co, Cerberus Capital y Blackstone y Quantun (de George Soros) para comprobar su interés en participar en el capital del banco que creará en mayo y parece que la respuesta ha sido positiva. Este hecho ha animado a la entidad gallega a iniciar en los próximos días un road show ante fondos anglosajones. Sus asesores son UBS, Deloitte y Uría.

Pero unido a este proyecto, Novacaixagalicia también busca inversores institucionales gallegos, cuya respuesta, de momento, es menos positiva que la de los fondos e inversores minoristas. Para ello iniciará también en los próximos días una campaña entre sus clientes para que se conviertan en accionistas del grupo.

Una idea en la que trabaja la caja es transformar las participaciones preferentes en manos de sus clientes en acciones.

La entidad gallega tampoco descarta que la necesidad de fondos le obligue a transformarse en una fundación, que sería la dueña del nuevo banco que se creará, si finalmente no puede controlar el 50% de su capital y el capital público que necesite sobrepasa su proyecto. Es una idea que no convence a la dirección de la caja pero que inevitablemente está sobre la mesa. Fusionarse con otro Sip es otra posibilidad que barajan, pero sería la última alternativa.

Las cajas que necesiten capital pueden presentar al Banco de España hasta el 28 de marzo cuatro planes de viabilidad alternativos, y será el supervisor el que decida cuál es el más factible de acometerse de todos, explican fuentes del sector.

Bankia también tiene previsto incorporar en su accionariado a accionistas minoritarios, prioritariamente clientes de la caja. Para ello no descartan incentivos para hacer más atractiva esta inversión a los clientes de la entidad al tener una mayor vinculación con la caja, apuntan varias fuentes consultadas. La idea, según las mismas fuentes, es que como mínimo la mitad del capital que salga a Bolsa (inicialmente la caja prevé sacar a cotizar unos 2.000 millones de euros para obtener un core capital del 8,5%, aunque este objetivo puede varias) se coloque entre minoritarios.

El Banco de España le ha impuesto unos duros deberes a Novacaixa. Tiene que buscar capital por 2.622 millones de euros para llegar al 10% de core capital, frente al 5,28% en el que el supervisor lo ha situado, el más bajo del sistema financiero española. La cifra se reduce a 1.527 millones si crea un banco y cotiza o incluye en su capital inversores privados.

Bankia es la caja que necesita más capital para llegar al 10% de core capital, 5.775 millones, cifra que se rebaja a 1.795 millones si lanza la OPV anunciada y aprobada por el consejo de la entidad, según reconoce el propio Banco de España.

La caja gallega, mientras, ha puesto en venta varios lotes de oficinas según el plan de viabilidad presentado el pasado año para obtener 1.200 millones del FROB. Santander, Sabadell, Popular, La Caixa y algún banco extranjero se han interesados por una red de 300 sucursales en Galicia, León y Asturias.