Demora media al día de 2.000 minutos

Las aerolíneas denuncian que siguen soportando pérdidas por los retrasos en Barajas

Las aerolíneas dan por finalizado el conflicto de los controladores. A pesar de ello trasladan a AENA su preocupación por las demoras en hora punta del aeropuerto de Madrid. Con el Brent a 115 dólares, califican de "inaceptables" las esperas antes del despegue y los sobrevuelos al aterrizaje con pérdidas diarias de 150.000 euros.

Las aerolíneas denuncian que siguen soportando pérdidas por los retrasos en Barajas
Las aerolíneas denuncian que siguen soportando pérdidas por los retrasos en Barajas

Tras el laudo dictado por Manuel Pimentel sobre el convenio colectivo de los controladores, de manera oficial las patronales de las aerolíneas y los portavoces de AENA consideran que la situación de "conflicto larvado permanente" que se mantuvo durante todo el ejercicio de 2010, "ha quedado superada". Ambas partes han calificado de "razonables" los índices de puntualidad que ha recuperado el conjunto de la red pública de aeropuertos en el último mes.

Fuentes solventes vinculadas a las principales aerolíneas que vuelan en el aeropuerto de Madrid han explicado que estas empresas han expresado a AENA su preocupación por la persistencia de importantes demoras en las maniobras de despegue y aterrizaje en Barajas que afectan de manera especial a los cinco picos de operación que se producen cada día en este aeropuerto.

Las fuentes citadas han señalado que durante las últimas semanas se ha producido una media entre 1.500 y 2.000 minutos diarios de demora, que se concentran fundamentalmente en las horas punta. La manera de operar del aeropuerto hace que una parte sustancial de estos retrasos no se produzcan con el avión parado, sino cuando este está acercándose a la cabecera de pista y encuentra por delante una fila de aeronaves que despegarán antes que él. Las demoras también se concretan cuando el aparato realiza la operación de aproximación y tiene que permanecer sobrevolando en círculos hasta que aterricen los aparatos que tiene delante.

En estas circunstancias, los gastos de operación de las compañías se multiplican. Eurocontrol estima que cada retraso de un minuto en un vuelo supone un incremento de costes para la aerolínea que oscila entre 71 y 84 euros. En base a estos datos y al promedio de minutos de demora en Barajas ya citados, las pérdidas por retrasos en cada jornada superan los 150.000 euros.

Estas pérdidas son tanto más dolorosas para las compañías aéreas si tenemos en cuenta la escalada de los predios del crudo, que ayer se situaba en 115 dólares por barril

Explicaciones

Consultadas fuentes aeroportuarias, relacionadas con el control y vinculadas a las compañías aéreas, cada una dio una versión distinta sobre las causas que provocan estas disfunciones operativas en Barajas. Unos creen que se debe a los primeros indicios de conflictividad entre Iberia y su colectivo de pilotos a causa de las diferencias en el cierre del convenio colectivo con el Sepla. Otros estiman que se produce por situaciones heredadas del conflicto entre USCA y AENA.

Por su parte, fuentes de los controladores aéreos han señalado que la saturación en las horas punta es consecuencia del mayor número de vuelos programados, tanto en los despegues como en los aterrizajes, de los que cada uno de los sectores pueden asumir, con los que los retrasos se producen siempre con los aviones en movimiento.

AENA cifra la puntualidad en el 83%

AENA asegura que la puntualidad de su red de aeropuertos ha mejorado de manera notable en los dos últimos meses, a raíz del "encauzamiento" del conflicto con los controladores. Según los datos de la empresa para el conjunto de la red, en diciembre de 2010 (mes en el que se vivió el plante del colectivo de control) el índice fue del 61,2%. En enero, cuando USCA y AENA decidieron que aceptarían un laudo para solventar sus diferencias sobre el convenio, la puntualidad fue del 79,4%. En febrero, ya en pleno proceso de arbitraje, la puntualidad fue del 83%. Las mismas fuentes no pudieron detallar el comportamiento de las demoras en Madrid-Barajas aunque estimaron que gozan de la misma evolución positiva que el resto.

Los datos de puntualidad en los aeropuertos españoles publicados a final de 2010 por Eurocontrol reflejaban con toda crudeza la dura situación vivida durante el pasado ejercicio.

Entre los meses de junio, julio y agosto el aeropuerto de Palma de Mallorca fue el más impuntual de Europa con un retraso medio de 24,47 minutos. En el segundo puesto de esta deshonrosa clasificación se situó el aeródromo londinense de Gatwick. El tercer puesto le correspondió a Madrid-Barajas. El retraso promedio en las operaciones fue de 24,45 minutos y el empeoramiento de su puntualidad en relación al verano de 2009 es de un 86%. En los lugares siguientes se situaron los aeródromos de Niza y París-Orly. En el quinto y sexto puestos volvemos a encontrar a dos aeropuertos españoles. Pablo Ruiz Picasso de Málaga y El Prat de Barcelona.

Nuevo centro de carga junto a la Terminal 4

AENA e Iberia firmaron ayer un acuerdo por el cual ambas empresas invertirán 100 millones en la construcción de una nueva terminal de carga para la empresa del grupo IAG en el aeropuerto de Madrid-Barajas junto a la T4. El acto de la firma se llevó a efecto por el presidente de Iberia, Antonio Vázquez, el de AENA, Juan Lema, y en él estuvo presente el ministro de Fomento, José Blanco.

Iberia aportará 60 millones y AENA los 40 restantes. El objetivo del proyecto es desarrollar al aeropuerto de Barajas como principal centro de distribución de productos perecederos provenientes de Latinoamérica con dirección a los mercados de Centro Europa. El edificio se situará entre las pistas y en la proximidad del edificio satélite de la T4. Ocupará una parcela de 90.000 metros cuadrados, un 40% más que el centro de carga actual, y su nave tendrá una superficie de 39.000 metros cuadrados, casi el doble que la ya existente. La construcción será encargada a Clasa, la filial de Centros Logísticos Aeroportuarios del grupo AENA.

El ministro José Blanco subrayó que el proyecto estará operativo en 2015, cuando finalicen las obras, y que permitirá un crecimiento del 200% del transporte de carga de Iberia entre 2015 y 2030 frente al volumen transportado el pasado año.

Costes

2010 fue un año nefasto para la puntualidad aeroportuaria. Solo en la primera quincena de octubre, Iberia evaluó pérdidas por 2,5 millones en retrasos. Entre enero y septiembre, Eurocontrol contabilizó 2,1 millones de minutos de demoras y un coste de 154 millones.