Análisis

¿Salimos de la crisis? La respuesta está en la Bolsa

La renta variable celebra un aniversario muy especial. Hoy se cumplen dos años desde que las Bolsas pusieran fecha al suelo de la crisis.

Ni la fórmula de la Coca Cola, ni si hay vida en otros planetas, ni quién mató a Kennedy. En los últimos tres años y medio, la duda más preciada ha sido cuándo se acabará la crisis, tanto fuera como dentro del mercado. Unos para ver resurgir la economía y otros para aprovechar la inestabilidad en la renta variable y embolsarse algunos euros de más. Y no ha sido una tarea sencilla. Analistas, organismos internacionales y gobiernos han tratado de adivinar en vano la respuesta.

Pero los gráficos no mienten. Hoy hace exactamente dos años desde que las Bolsas marcaran su particular suelo de la crisis. Desde entonces, y aunque los inversores han tenido que lidiar con el rescate de algunos países, la escalada del precio del crudo, los repuntes de la prima de riesgo periférica o los problemas que acechan a algunas entidades del sector financiero, todo ha sido mejorar.

El 9 de marzo de 2009, el Ibex marcó su mínimo en 6.817 puntos, un nivel que queda ya lejos de los 10.500 puntos a los que cotiza hoy. Desde que se alcanzara este suelo, el selectivo ha recuperado un 54%, una vertiginosa escalada que ha hecho de oro a quien supo ver a tiempo la recuperación del índice.

IBEX 35 6.726,80 0,15%

No es la única Bolsa que puso la misma fecha al suelo de la crisis. En el resto de Europa, el Ftse de Londres o el Cac de París siguieron la misma tendencia y desde los mínimos de marzo acumulan ganancias respectivas del 69% y el 59%. Alemania, por su parte, ha vuelto a demostrar la fortaleza de su economía y su Bolsa no ha sido una excepción. El Dax de Fráncfort suma un 96% desde entonces. Wall Street también confirma la tendencia alcista emprendida desde marzo. El Dow Jones se apunta un 86% y el S&P 500 acumula un 95%.

Las cifras no dejan lugar a dudas. Aunque ha habido paradas en el camino para recuperar fuera, las Bolsas no han vacilado. Marzo de 2009 marcó un antes y un después en una crisis que recurrentemente parece desbordarse. Sin embargo, a día de hoy, ya se puede empezar a mirar con perspectiva. La recuperación, en cuanto a Bolsas se refiere, se cocina a fuego lento.