Bankinter les ofrece un canje

Convertibles, el mal menor para los que compraron preferentes

Los titulares de participaciones preferentes de Bankinter podrán canjearlas por bonos necesariamente convertibles. Sus condiciones serán más desfavorables que las que venderán al resto de los inversores, pero aun así les saldrá rentable.

De los hasta 406 millones de euros en bonos obligatoriamente convertibles que la entidad emitirá, hasta 175 millones se destinarán a canjear preferentes que mantiene en circulación. La emisión tendrá por tanto dos tramos con condiciones diferentes.

El tramo destinado al público en general -aunque en principio tienen preferencia los accionistas- ofrece una rentabilidad anual del 7%, con un precio de canje de 4,55 euros por acción.

Los bonos que recibirán aquellos inversores que compraron las preferentes que la entidad liderada por María Dolores Dancausa vendió en 2004 prometen la misma rentabilidad pero su precio de canje será de 5,7 euros por acción. Su desventaja en cuanto a la relación es por tanto del 25,3%.

A Bankinter le interesa canjear las preferentes por bonos obligatoriamente convertibles. Las primeras refuerzan el Tier 1, pero no el capital principal tal y como lo ha definido el Gobierno. A los titulares de las preferentes también les saldrá rentable, en principio, aceptar el canje, aunque las condiciones sean más desfavorables que los de los bonos destinados al público en general.

Las preferentes del banco ofrecen actualmente un interés del 4,82% anual y cotizan al 70% del nominal; es decir, las pérdidas latentes respecto al precio de emisión se sitúan en el 30%. Curiosamente, la caída del precio de esta emisión se ha acentuado en los últimos meses: desde agosto del año pasado, retroceden más de un 20%, según Aiaf, el mercado español de renta fija privada. Las preferentes son además perpetuas, por lo que no existe fecha de amortización en el calendario.

Varias opciones

Cada preferente, de 50 euros de nominal, será canjeada por un bono necesariamente convertible, también de 50 euros de nominal. Cada bono se transformará en 8,77 acciones de Bankinter a los tres años, pero, hasta entonces, sus titulares recibirán un rendimiento un 20,7% superior al que obteníoan con las preferentes. Condicionan, eso sí, su inversión a lo que haga Bankinter en Bolsa.

El canje para los titulares de las preferentes es en principio favorable. La otra opción es esperar a que la entidad amortice las preferentes por el 100% o a que ofrezca un canje más benévolo en el futuro. Esta última posibilidad no es descartable, ya que las normas de Basilea III incentivan que la banca elimine este tipo de instrumentos.

En todo caso, no todos los titulares de preferentes podrán acceder al canje. La emisión destinada a este fin será como máximo de 175 millones de euros, mientras que el saldo vivo de preferentes en circulación asciende a 343 millones.