Acusado de hacerse con más de 45.000 millones de dólares

Comienza en Nueva York el juicio contra el millonario presidente de Galleon

El mayor juicio jamás llevado a cabo en EE UU por un caso de uso de información privilegiada en un fondo de alto riesgo comenzó hoy en Nueva York, donde se inició la selección del jurado popular que tendrá que determinar la inocencia o culpabilidad del fundador de la gestora Galleon, Raj Rajaratnam.

Entre una gran expectación, el multimillonario acusado de haberse hecho con más de 45.000 millones de dólares por el uso de datos confidenciales de empresas como Intel o IBM, acudió este martes al Tribunal Federal del Distrito de Manhattan (Nueva York).

Allí dio comienzo un proceso judicial que podría durar hasta unas 68 semanas y que supone uno de los más prominentes iniciados por el Gobierno del presidente Barack Obama contra operadores en los mercados financieros que aprovecharon para beneficio propio la información confidencial que obtenían de otras empresas.

Más de un centenar de personas comenzaron a acudir hoy a ese tribunal para ofrecer su visión sobre Wall Street, los gestores de fondos de inversión y la crisis financiera, unas opiniones por las que serán seleccionados para formar parte del jurado popular que tendrá que analizar las grabaciones y datos por los que Rajaratnam está acusado de ganancias millonarias ilegales.

El cofundador de la gestora Galleon, que el año pasado ocupaba el puesto 236 de la lista de los 400 estadounidenses más acaudalados elaborada por la revista Forbes con una fortuna de 1.500 millones de dólares, se declaró inocente en diciembre de 2009 de los cargos que se le imputaban y por los que habría cometido el mayor fraude por uso de información privilegiada jamás perpetrado por un fondo de alto riesgo.

Rajaratnam, de 53 años y originario de Sri Lanka, supuestamente empleó una red nacional de operadores, agentes financieros y ejecutivos de varias empresas para obtener información privilegiada con la que tuvo unas ganancias ilícitas que podrían superar los 45.000 millones de dólares.

El llamado caso Galleon ya ha salpicado a 26 personas que han sido imputadas por su relación en la estafa cometida por el multimillonario financiero, de las cuales 19 se han declarado culpables.

La expectación con la que los medios estadounidenses y en general Wall Street sigue la evolución de este proceso está relacionada también con las personalidades del mundo financiero que podrían acudir como testigos durante el proceso.

Entre ellos destaca el amigo de Rajaratnam, Rajat Gupta, acusado de haber informado ilegalmente al fundador de Galleon Group de las ganancias trimestrales de Goldman Sachs y de Procter & Gamble, dos empresas de las que disponía de información privilegiada al formar parte de sus respectivos consejos de administración.

Además, según la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés), Gupta habría ofrecido datos sobre una inversión inminente de 5.000 millones de dólares que iba a realizar la firma Berkshire Hathaway, del financiero Warren Buffett, en Goldman Sachs, una información con la que Rajaratnam realizó operaciones financieras en su beneficio.

Según los medios especializados otras figuras como el presidente y consejero delegado de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein, podría ser llamado a juicio como testigo, así como otros directivos de esa entidad financiera y de otras grandes empresas como Procter&Gamble.

Rajaratnam, defendió su inocencia tras su detención en octubre de 2009, cuando aseguró en una carta remitida a sus clientes y empleados que se defendería "de cualquier acusación con la misma intensidad e interés que he puesto en la gestión del capital de los inversores".