Nueva Rumasa culpa a Santander de la situación del grupo

Clesa y Dhul entrarán en concurso de acreedores en cuestión de días

Nueva Rumasa, en una rueda de prensa de José María Ruiz-Mateos hijo, ha culpado al Santander de la situación de la empresa, por haber cerrado las líneas de crédito. Además, ha adelantado que dos o tres empresas del grupo entrarán en concurso, con toda probabilidad Clesa y Dhul.

De izquierda a derecha: José María Ruiz-Mateos hijo, y Javier Ruiz-Mateos
De izquierda a derecha: José María Ruiz-Mateos hijo, y Javier Ruiz-Mateos

José María Ruiz-Mateos hijo ha asegurado que se van a dar cinco días de plazo para anunciar qué empresas del grupo entrarán en concurso de acreedores, aunque ha asegurado que con todo probabilidad serán Clesa y Dhul.

El empresario culpado al Banco Santander de la situación del grupo: "Ha roto las líneas de crédito sin motivo y sin explicación", afirmó. Ruiz-Mateos ha asegurado además que Nueva Rumasa estudia emprender acciones legales contra la entidad.

La familia Ruiz-Mateos ha anunciado que presentará una querella contra Emilio Botín y el Banco Santander. José María Ruiz-Mateos hijo ha asegurado que se van a personar en todas las causas abiertas contra la entidad, como la exposición de su filial de banca privada, Banif, en la estafa piramidal llevada a cabo por Bernard Madoff. Además, han añadido que van a abrir una plataforma de afectados por las políticas de la entidad.

Por segunda vez en apenas un mes el grupo de empresas comparece ante los medios de comunicación que tanto años llevaba sin frecuentar. La última vez que se le vio fue el pasado 17 de febrero. En esa ocasión, anunció que diez compañías de su propiedad iban a solicitar el preconcurso de acreedores en los tribunales para evitar que "algún inversor asustado por las falsas informaciones publicadas" solicitase el concurso definitivo. Una medida que algunos dijeron que solo buscaba ganar tiempo.

Los propietarios del grupo Nueva Rumasa han afirmado que no tienen constancia de que el fondo Oaktree haya dejado de negociar su entrada en el capital del grupo. Fuentes del fondo de inversión habían asegurado esta mañana que tras realizar una 'due dilligence' consideraban que no se trataba de una inversión atractiva.

Hoy la comparecencia se produce en una situación totalmente diferente. La fiscalía ha anunciado esta mañana que prorroga el plazo de investigación sobre los pagarés emitidos por las diversas empresas de la familia, todo ello en un ambiente en el que día tras día los medios publican nuevas historias sobre irregularidades en estos productos. Además, hoy mismo ha entrado en preconcurso otra sociedad del grupo, Nueva Rumasa SA.