El combustible sigue en alza

Del desierto al depósito: cómo se encarece la gasolina en cinco pasos

Aunque que la velocidad máxima en las carreteras sea menor desde ayer, el ritmo de los precios de la gasolina sigue al alza. El traspaso de la subida del barril del crudo, desde la extracción hasta las estaciones de servicio, es rápido y los precios de la gasolina, que en otras épocas se modificaban una vez cada 10 días, ahora se corrigen, casi siempre hacia arriba, prácticamente todos los días, según las gasolineras.

1. Según el Boletín Petrolero de la Unión Europea, el precio medio del litro de gasolina se ha incrementado un 1,79% en una semana, hasta los 1,308 euros por litro en el último 28 de febrero, tras haber igualado hace siete días los niveles récord de principios de año. Con este precio, llenar un depósito de gasolina de un coche (50 litros de media) cuesta 65,4 euros de media, 10 euros más que hace un año. Números más actualizados serán conocidos en esta semana.

2.Los mercados financieros internacionales fueron los primeros en reaccionar a la crisis desatada en algunos países productores del petróleo. El temor a que la tensión social y política en naciones como Libia y Egipto pudiera disminuir la producción del crudo, presionó los precios al alza en los mercados de futuros y, en poco tiempo, también en el spot (donde los pagos son en efectivo).

3.Las refinerías que compran el crudo y lo transforman en derivados - como la gasolina - comenzaron a pagar más por el petróleo. Estas compañías se ven afectadas de dos maneras por la situación: las que negocian en los mercados de futuros tienen algún margen de maniobra para reaccionar porque pueden tener petróleo negociado con precios más bajos. Asimismo, las refinerías con stock de petróleo también tienen alguna salida a la escalada de precios.

4.Por el contrario, las refinerías que están sin cubrir en el mercado futuro o sin stock necesitan acudir al mercado para adquirir la materia prima. Con los precios más altos, el efecto sobre los costes es inmediato. En las compañías que disponen de stock, el impacto de la subida de precios será retrasado por algún tiempo, pero las próximas compras del crudo -ya sea a futuro o spot- serón también más caras.

5.Así, las refinerías traspasan la subida a las gasolineras. "Ahora, el precio cambia casi todos los días. Antes de esta crisis, las cifras se quedaban sin cambios hasta por 10 días", ha dicho el secretario general de la Agrupación Española de Vendedores al por menor de Carburantes y Combustibles (Aevecar), Víctor García Nebreda.

6.Aunque que los precios del litro del combustible sean más altos al consumidor, el beneficio de las gasolineras no cambia porque alrededor de un 75% de las estaciones de servicio reciben una cifra fija por las ventas - entre 5 o 7 céntimos de euro por litro. "En este caso, proporcionalmente el beneficio es menor", dijo Nebreda.

Tras la gasolina, plásticos, fertilizantes y hasta ropas también pueden subir

La gasolina es apenas la parte más visible del efecto de la escalada del crudo en la vida de las personas. Hay una serie de sectores económicos dependientes del petróleo en especial la industria petroquímica, donde un sin número de productos - desde los plásticos hasta los fertilizantes - podrán tener aumento indirecto de precios.

Del petróleo se obtienen derivados tras la transformación de la estructura de las moléculas. Los más conocidos son los plásticos. Así, están vulnerables los precios de ítems como el plástico PET (de las botellas de agua y gaseosa) o el PVC (de tubería, ventanas y persianas). En la construcción, otro producto derivado del petróleo es la tinta.

Para el sector textil, la industria petroquímica vende artículos como el poliéster y el nylon. En la agricultura, los herbicidas y fertilizantes también provienen del petróleo. Hasta parte de los explosivos y los detergentes son producidos con el petróleo y ahora están presionados con la escalada de los precios.