El Texas cierra a 104,63 dólares

Wall Street salva las ganancias semanales pese al alza del petróleo

El encarecimiento del petróleo penalizó la renta variable estadounidense este viernes. La mejora del empleo no pudo ejercer como contrapeso, después de conocerse que la tasa de paro es favorable pero no satisface las expectativas alimentadas en los últimos días. Con todo, el parqué neoyorquino amortigua las caídas en el último tramo de la sesión y cierra la semana en positivo.

En los cinco días, el Dow Jones trepa un 0,33%, hasta los 12.169 puntos; el S&P 500 se eleva un 0,10% (1.321 enteros), y el Nasdaq gana un 0,13% (2.784 puntos).

La crisis en Libia vuelve a golpear a la Bolsa estadounidense. Este viernes la vivificación de los enfrentamientos entre las tropas de Gadafi y los grupos rebeldes disparó nuevamente el precio del crudo -que ayer diera una pequeña tregua- y casi da al traste con los avances acumulados desde el lunes. El Texas apuntó una subida del 2,67%, para quedar en los 104,63 dólares. A su vez, el Brent ascendió un 1,02%, hasta los 115,97 dólares.

Estos máximos del petróleo afectaron a los tres selectivos de referencia. El Dow Jones cedió en la jornada un 0,72%; el S&P 500 pierde un 0,74%, y al tecnológico Nasdaq anota un recorte del 0,50%.

DOW JONES 34.429,88 0,10%

Además de la escalada del crudo, las ventas dominaban en la Bolsa de Nueva York gracias a la decepción con los datos de paro. El Departamento de Trabajo ha publicado que Estados Unidos generó 192.000 empleos en el último mes. El resultado responde a las perspectivas de desarrollo y lleva a la tasa de paro a caer una décima, hasta el 8,9%. Pero esta mejora no fue suficiente.

Durante la última semana, el mercado había recibido varios anuncios que le hacían considerar como posible un balance aún mejor. El incremento del empleo en el sector privado y el descenso en las peticiones semanales de subsidio habían abultado las expectativas. También el Libro Beige de la Fed aludió al panorama laboral con cierto optimismo. Con la tasa oficial en la mano, Wall Street vio como se pinchaba el globo y optó por la prudencia.

Por otra parte, dentro de las referencias del día estuvieron presentes los pedidos de fábrica, que repuntan en enero un 3,1%. La cifra supera los pronósticos de los analistas, que habían adelantado un incremento del 2,0%, y también rebasa en mucho el balance del mes previo, que se elevó un exiguo 0,2%. Con todo, fueron poco para aplacar los descensos de Wall Street.

Empresas

En el frente corporativo, volvió hoy al primer plano Goldman Sachs. El presidente y consejero delegado, Lloyd Blankfein, ha accedido a testificar en el juicio contra el fundador de la gestora Galleon, Raj Rajaratnam, acusado de uso de información privilegiada. Los títulos de la entidad se dejan un 2,12%.

Dentro del Dow Jones, con los treinta valores de referencia, el mejor fue Travelers, con un incremento del 0,22%; le acompañaron en el podio Boeing (+0,13%) y Wal-Mart (+0,12%).

Por el contrario, General Electric perdió un 1,83% convirtiéndose en el peor del día. Hewlett-Packard (-1,37%) y American Express (-1,31%) cerraron el grupo de cola.