Refer, CP, el Metropolitano de Lisboa y Parpública

S&P rebaja la calificación de cuatro empresas públicas lusas

La agencia de calificación de riesgos Standard & Poor's ha rebajado la nota de cuatro entidades estatales de Portugal por la posibilidad de que precisen ayuda del Gobierno para acceder a créditos en medio de las dificultades del país.

La decisión de la agencia de notación financiera afecta a las empresas ferroviarias Refer y CP, al Metropolitano de Lisboa y a Parpública, organismo que detenta diversas participaciones accionariales del Estado.

La calificación de Parpública ha bajado de 'B+'a 'B', y las de las otras tres entidades de 'B+' a 'B-', y quedan en las peores categorías de solvencia financiera.

Las cuatro entidades mantienen además perspectivas negativas y, según la agencia, la probabilidad de que precisen ayuda del Gobierno es "extremadamente alta".

Esta circunstancia pone al grupo de empresas bajo la presión de los elevados riesgos de refinanciación que afronta Portugal.

Standard & Poor's había reducido ya en diciembre las notas de estas entidades debido a la mala situación financiera del Estado luso.

La agencia considera que un deterioro de las condiciones financieras y económicas de Portugal puede reducir la capacidad de su Gobierno para conceder ayuda extraordinaria a estas entidades, aunque reconoce que son estratégicas para el país.

Tanto Standard & Poor's como las demás agencias internacionales de calificación rebajaron el año pasado las notas del Estado portugués y mantienen al país en vigilancia para posibles nuevos descensos por la presión que sufre la refinanciación de su deuda en los mercados.

La agencia de calificación Fitch advirtió esta semana de que existe el riesgo de que Portugal pierda el acceso a los mercados para financiarse si Europa no toma este mes medidas para afrontar la crisis de la deuda soberana en los países periféricos.

Los intereses que penalizan los bonos de deuda lusa llevan tres semanas por encima del 7%, un nivel que muchos analistas lusos consideran difícilmente sostenible.