Prevista para el 11 de marzo

Papandréu: la próxima cumbre de la UE definirá si la crisis de deuda llega a Portugal y España

Las decisiones que adopten los líderes de la Unión Europea (UE) a finales de mes en una cumbre extraordinaria determinará si la crisis europea de la deuda se extiende a Portugal y España, afirmó hoy el primer ministro de Grecia, Yorgos Papandréu.

"Los dos países están pasando por un momento muy crítico. Y las decisiones adoptadas por la UE serán decisivo para España y Portugal", indicó Papandréu en una reunión de dirigentes del Partido Socialista Europeo (PSE) en Atenas.

Aún así, afirmó que "Portugal y España no son el mismo caso que Grecia y es injusto que se les compare" con el país heleno.

Los jefes de Estado y Gobierno de los 17 países de la eurozona tienen previsto celebrar el 11 de marzo en Bruselas una cumbre extraordinaria en la que abordarán un conjunto de medidas para estabilizar económicamente la región que comparte esta divisa.

Además, en este encuentro se estudiará el endurecimiento del Pacto de Estabilidad y Crecimiento y la posibilidad de renegociar las severas condiciones de los rescates financieros a Grecia e Irlanda.

La decisión final no se adoptará hasta la cumbre ordinaria de líderes de la UE, prevista para los días 24 y 25 de este mes.

"Creo que no es necesario y que no deben entrar dentro del mecanismo ya que ambos gobiernos (España y Portugal) están haciendo lo correcto en este momento, gestionando correctamente su deuda y déficit y han asumido incluso medidas adicionales", sostuvo el primer ministro griego.

Papandréu remarcó que "la responsabilidad no recae en ellos (en España y Portugal) sino que es una responsabilidad colectiva".

Por ello, afirmó que espera que la cumbre del 24 y 25 de marzo sea "un hito en el que Europa pase el capítulo de la crisis" y ofrezca un mensaje claro para "crear tranquilidad en los mercados".

El primer ministro griego, cuyo país ha recibido ayudas por 110.000 millones de euros de la eurozona y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para salvar al país de la quiebra, es el anfitrión de la cumbre del PSE.

El presidente del PSE, Poul Nyrup Rasmussen criticó a los dirigentes conservadores de Francia y Alemania por haber "dudado por mucho tiempo para asegurar que Grecia, Irlanda, España, Portugal y Bélgica tengan préstamos en condiciones razonables"

En esa línea criticó lo altos intereses, de alrededor del 5% que se exigen a Grecia e Irlanda por acceder al mecanismo europeo de ayuda, y solicitó bajar los intereses a esos países.

"Nuestro mensaje es: Bajen la tasa de interés para Grecia e Irlanda. Creo que la falta de solidaridad de los conservadores ha ido demasiado lejos", dijo Rasmussen.

El líder socialista europeo también se mostró a favor de crear emisiones de deuda pública para toda la eurozona, lo que rebajaría en mucho los intereses que pagan los países más golpeados por la crisis de la deuda.

Por su parte, Diego López Garrido, secretario de Estado español para Asuntos Europeos, afirmó que España está reduciendo su déficit público según los plazos acordados y que "en el mercado de la deuda la situación es bastante estable y tranquila".

"España está cumpliendo con el plan coordinado por la Unión Europea para el cumplimiento del Pacto de Estabilidad y Crecimiento y acabamos de cumplir con el objetivo del año pasado de déficit", aseguró.