Solo quedará una fábrica en Europa

Yamaha presenta un ERE para despedir a 388 trabajadores en Barcelona

Yamaha ha presentado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará a 388 trabajadores de la fábrica de la compañía japonesa en Palau-solità i Plegamans (Barcelona), después de que anunciara hace un mes su decisión de cerrar la planta y trasladar la producción a Sant Quentin (Francia).

El ERE plantea 100 recolocaciones a la fábrica francesa -la única que quedará en Europa tras el cierre de la catalana-, e indemnizaciones para los despedidos de 45 días por año trabajado con un máximo de 42 mensualidades.

El plan social presentado contempla también prejubilaciones para los trabajadores a partir de 58 años.