La nota a largo plazo por el momento es "A-"

Fitch podría rebajar la calificación de Carrefour tras el anuncio de su escisión

La agencia de medición de riesgos Fitch puso hoy bajo vigilancia, con "perspectiva negativa en observación", la calificación otorgada a largo plazo al grupo de distribución francés Carrefour.

La decisión se toma después de que Carrefour anunciara el martes su intención de desligar de su matriz la división de distribución de bajo coste Dia, que cotizará en la Bolsa de Madrid, para concentrarse "plenamente" en su propia marca.

La multinacional gala indicó además en un comunicado que pretende desprenderse del 25% de su división inmobiliaria Carrefour Property.

La nota atribuida a largo plazo por el momento a la compañía es "A-" y a corto plazo se considera que tiene una capacidad de pago satisfactoria ("F2").

Según indicó la agencia en un comunicado, "el cese de su programa de compra de acciones se verá contrarrestado en parte por los costes excepcionales procedentes de la introducción en bolsa de sus actividades escindidas".

Fitch cree que "hay una presión creciente por parte de los principales accionistas para monetarizar el valor de las propiedades e Carrefour y de la cadena de descuento Dia mientras el grupo todavía afronta una gran transformación en sus planes en sus mercados maduros".