Sistema complementario

Los sindicatos proponen entrar en la gestión de pensiones privadas en las pymes

El sistema complementario de las pensiones públicas funciona muy bien en las grandes empresas, un poco peor en las medianas y es prácticamente testimonial en las pequeñas. Ese es el diagnóstico que dieron ayer al respecto tanto UGT como CC OO en unas jornadas de la Asociación por el Progreso de la Dirección.

"El salario medio es bajo, y por tanto hay muy poco incentivo para impulsar sistemas privados complementarios", apuntó Miguel Ángel García, director del gabinete económico de CC OO. "La flexibilidad solo funciona para las grandes empresas, que son las que pueden elegir qué fórmula de complementos quieren", dijo Jesús González, responsable de previsión social de UGT.

El sistema "no funcionará nunca", aseguró González, si no es a través de negociación colectiva. En su opinión deberían ser los convenios colectivos de ámbito superior los que marquen las líneas que "complementen" a los de ámbito inferior, para las pymes.

En este sentido, ambos responsables sindicales denunciaron la ausencia de interlocutores del lado de la patronal, aspecto que entienden porque a los empresarios "no les interesa" desarrollar los sistemas de previsión social complementarios.

"El sistema de pensiones debe tener un componente público y otro complementario para asegurar la tasa de reposición", subrayó García. La reciente reforma de las pensiones mejora y clarifica la situación, aunque deja para más adelante cómo se deben afrontar cuestiones clave para la sostenibilidad del sistema como la capitalización.

1.100 millones de más

Las mutuas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales pagan a la Seguridad Social una sobrefinanciación de unos 1.100 millones, según el responsable de relaciones laborales de CEOE, José de la Cavada. Unos 600 de ellos como pago de servicios de gestión.