La transacción estará cerrada para junio de 2011

La biotecnológica Tigenix absorbe a la española Cellerix con un canje de títulos

La biotecnológica belga Tigenix y la española Cellerix han llegado a un acuerdo para convertirse en una sola empresa "líder europeo" en terapia celular. La belga emitirá 44,8 millones de nuevas acciones para absorber el 100% de la propiedad de Cellerix, que pasará a ser "una filial de Tigenix", según una presentación de las empresas.

El precio de suscripción de las nuevas acciones de Tigenix asciende a 1,2977 euros por acción. Prevén que la transacción esté cerrada para junio de 2011.

La operación valora a Cellerix en 58 millones de euros, contando los 18 millones que aportará la empresa de una reciente ampliación de capital. Eduardo Bravo, consejero delegado de Cellerix, explicó a CincoDías que Tigenix, que cotiza en la Bolsa de Bruselas, está valorada, en este momento, en unos 43 millones de euros. "Aunque la forma utilizada para la operación es una adquisición con intercambio de acciones, es casi una fusión entre iguales respecto del tamaño y la valoración de las empresas", aseguró.

Junto a la operación de absorción, la belga propone una ampliación de capital de 15 millones de euros, que supondrán otros 15 millones de acciones nuevas de la compañía. Según las empresas, los accionistas actuales de Tigenix y otros inversores nuevos que no identificaron se han comprometido a cubrir hasta 10 millones de euros de esta ampliación. De este modo, la nueva empresa tendrá una caja de 33 millones de euros para hacer frente a sus nuevos proyectos.

"La operación es interesante porque entendemos que son dos compañías muy complementarias", avanzó Bravo. Según el consejero delegado, Tigenix "tiene dos productos en el mercado pero un pipeline poco desarrollado, mientras que Cellerix aún no ha llegado al mercado con ninguno de sus productos, pero tiene una cartera de desarrollo muy potente".

Bravo detalló que, tras las ampliaciones de capital, la empresa, que seguirá cotizando en Bolsa, estará valorada en unos 125 millones de euros, teniendo en cuenta la cotización de la belga la semana pasada. Entre ambas sumarán una plantilla de 80 empleados.

Un consejo equilibrado entre ambas

El consejo de administración propuesto para la nueva empresa está designado "de un modo bastante paritario", según destacaron desde Cellerix. De los nueve miembros que han de conformarlo, dos han de ser los actuales consejeros delegados de las empresas, es decir, Eduardo Bravo, de Cellerix, y Gil Beyen, de Tigenix. Otros tres figurarán como consejeros independientes. Para la elección de los otros cuatro miembros, se ha propuesto a tres de los actuales consejeros de Cellerix y a dos de Tigenix. Frank Luyten continuará como presidente del comité asesor científico del grupo.