Construcción de dos oleoductos por valor de 1.300 millones de dólares

Irán adjudica un multimillonario contrato petrolero a una empresa de la Guardia Revolucionaria

El régimen iraní ha concedido un contrato multimillonario en el sector petrolero a una empresa vinculada a la poderosa Guardia Revolucionaria, cuerpo de elite de las Fuerzas de Seguridad iraníes, informó hoy la agencia de noticias local Mehr.

Según la fuente, la empresa Khatam al-Anbia será la encargada de construir dos oleoductos por valor de 1.300 millones de dólares que unirán los pozos petroleros del suroeste de Irán con una refinería situada en la barriada de Rey, en el sur de Teherán.

"Ese proyecto ha sido concedido a la Compañía de Construcciones de Khatam al-Anbia", señaló el director de la empresa estatal iraní de Distribución de Petróleo, Alí Reza Zeighami.

Mehr afirma, asimismo, que la misma empresa será la probable ganadora de otro contrato por igual cantidad para construir otro oleoducto en el norte del país.

La concesión confirma el ascenso de la Guardia Revolucionaria en la economía nacional iraní, ya que empresas afines a este cuerpo han gando la mayoría de los grandes concursos adjudicatarios durante los últimos años.

Irán, segundo país del mundo en reservas probadas de petróleo y gas, está sometido a sanciones internacionales por las sospechas de uso bélico que levanta su programa nuclear.

Aunque las sanciones no afectan de momento al sector petrolero, en los últimos meses muchas multinacionales petroleras se han retirado del país. El régimen iraní ha decidido sustituirlas por empresas nacionales u otras procedentes de extremo oriente, y en particular de China, Malasia o Vietnam.