Tras el desalojo por la fuerza la noche del viernes

Cientos de manifestantes egipcios regresan a la plaza Tahrir

Centenares de manifestantes volvieron a ocupar este sábado la céntrica plaza Tahrir después de que fueran expulsados en la noche del viernes por la fuerza en unos disturbios con la policía militar.

Portando carteles y banderas que rezan "Sentados hasta que caiga el régimen de verdad" y "Que se caiga, que se caiga el régimen", cientos de personas han regresado a la plaza Tahrir, epicentro de las protestas públicas que forzaron el pasado 11 de febrero la renuncia del presidente Hosni Mubarak.

Esa concentración forma parte de los intentos por acelerar las reformas tras la renuncia de Mubarak y cambiar el gobierno. Aunque el pasado martes hubo una remodelación gubernamental, la mayoría de los ministros proceden del régimen anterior.

Ayer, viernes, decenas de miles de egipcios se juntaron en la plaza Tahrir para exigir esas demandas, y por la noche varios centenares pretendieron acampar allí, para continuar una ocupación que se mantuvo hasta días después de la renuncia de Mubarak. Pero la policía militar desalojó anoche a los manifestantes con materiales antidisturbios, una actualización que el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas de Egipto, que heredó el gobierno de Mubarak, calificó hoy como "roces no intencionados".

También anunció "la liberación inmediata" de todos los jóvenes detenidos por los disturbios de anoche, y expresó sus temor de que en los incidentes de anoche hubiera "elementos infiltrados" interesados en generar divisiones entre militares y civiles.