Primer fabricante mundial de automóviles

Toyota llama a revisión a 2,17 millones de coches en EE UU

Sustituirá un plástico de enganche de la alfombrilla del conductor que puede atrapar el acelerador.

El grupo Toyota, primer fabricante mundial de automóviles, ha llamado a revisión a 2,17 millones de vehículos. La medida, que solo afecta al mercado de Estados Unidos, afecta a modelos de las marcas Toyota y Lexus. El fabricante japonés sustituirá un plástico de enganche de la alfombrilla del conductor. La llamada a revisión se produce unos días después de que el Departamento de Transportes de EE UU exonerara al productor de cualquier responsabilidad, tras las denuncias de que algunos de sus modelos se aceleraban por sí mismos, según las conclusiones de un informe de elaborado por la NASA.

La nueva llamada a revisión de la corporación japonesa tiene carácter voluntario y no tiene efecto en España, según fuentes de la empresa. En concreto, la iniciativa afecta a 20.000 unidades de las series Lexus GS, a 372.000 unidades de los Lexus RX y a 17.000 unidades de Lexus LX y en el caso de Toyota, a 397.000 unidades de Highlander, a 603.000 unidades del 4Runner, y a 761.000 unidades del RAV4.

Desde enero de 2009, Toyota ha llamado a revisión unos 15 millones de vehículos en EE UU de los que casi la mitad han necesitado modificaciones para evitar que el pedal del acelerador quede atrapado por la alfombrilla.

El retraso en la llamada a revisión inicial del problema y la actuación de Toyota durante el proceso provocó que las autoridades estadounidenses impusieran al fabricante japonés las mayores multas en la historia del sector por valor de casi 49 millones de dólares.

El pasado 8 de febrero, las autoridades de EE UU concluyeron que la aceleración involuntaria que afectó a 12 millones de vehículos Toyota se debían a problemas mecánicos ya resueltos en las revisiones y no a un defecto en sus sistemas electrónicos.