Supera los pronósticos de los analistas

La confianza de los consumidores de EE UU, en su nivel más alto en tres años

La confianza de los consumidores de EE UU en la evolución de la economía y su situación financiera creció en febrero a 77,5 puntos, frente a los 74,2 de enero, lo que supone su nivel más alto desde enero de 2008, según los datos difundidos hoy por la Universidad de Michigan.

Esos datos, los mejores en tres años, superaron los pronósticos de los analistas, que esperaban que el índice que mide la confianza se situara en 75,3 puntos, y fueron más positivos también que los datos preliminares divulgados por esa misma entidad a mediados de mes y que lo situaron en 75,1 puntos.

Según el sondeo elaborado por la Universidad de Michigan, ese avance se debió en gran medida a la mejora de la confianza en los hogares con más ingresos, por encima de los 75.000 dólares anuales, gracias a "condiciones y previsiones laborales más favorables" en ese segmento de la población.

La entidad explicó que, "por primera vez en seis años", los consumidores dijeron haber oído "más noticias positivas que negativas" acerca de la marcha de la economía, con lo que vislumbran una situación del mercado laboral "más favorable" para este año.

"Los consumidores son cada vez más conscientes de que la economía está mejorando y, lo que es más importante, esperan que las proyecciones de creación de empleo sean más favorables en todo 2011", explicó el director de ese sondeo, Richard Curtin.

Curtin alertó, sin embargo, de que esas buenas perspectivas laborables animará a los "desempleados resignados" a intentar reincorporarse al mercado laboral, lo que puede originar "un mayor número de candidatos que el que la economía puede soportar" y provocar incluso "un aumento de la tasa de desempleo", situado en el 9%.

"Las mejores perspectivas laborales han compensado los temores acerca del encarecimiento de los precios de la comida y del crudo", añadió Curtin.

El sondeo constata que, pese a que los consumidores esperaban más mejoras económicas, los datos de febrero se encuentran en "los niveles de optimismo de 2009", después del plan de rescate económico anunciado por la Administración del presidente Barack Obama.

El subíndice que mide la intención de gasto actual de los consumidores (su disposición a realizar compras importantes en el corto plazo) quedó en febrero en 86,9 puntos, por encima de los 81,8 del mes anterior.

Por su parte, el subíndice relativo a las expectativas de consumo de las familias en unos seis meses avanzó a 71,6 puntos, frente a los 69,3 del mes anterior y también por encima de los 68,4 puntos de febrero de 2010.