Cambio de Gobierno

Irlanda vivirá mañana una jornada de elecciones

Irlanda acude mañana a las urnas para cambiar de Gobierno y entregar las riendas de un país castigado por una de sus peores crisis económicas al líder de la oposición, el conservador Enda Kenny del partido Fine Gael (FG), a quien todas las encuestas sitúan como próximo 'Taoiseach' (primer ministro).

Nacido en el rural condado de Mayo, en el oeste del país, Kenny no es un político que despierte entusiasmo o genere esperanza entre un electorado todavía en estado de 'shock' tras el abrupto fin a casi dos décadas de espectacular desarrollo económico.

Su imagen pública despierta recelos incluso en su propio partido, que en gaélico significa familia o tribu de los irlandeses, como lo demuestra la moción de censura que le lanzó su 'número dos' hace apenas ocho meses y a la que sobrevivió con más suspense del esperado. El electorado no quiere un cambio radical, pero sí castigar en las urnas al gobernante partido Fianna Fáil (FF), ya que las diferencias políticas e ideológicas entre ambos partidos son borrosas.

A principios de febrero, el primer ministro irlandés, Brian Cowen, anunció la nueva fecha electoral, junto a su retirada definitiva de la vida política.

En el mercado de deuda, la rentabilidad del bono irlandés ha escalado ligeramente hasta el 9,31%.