La construcción ha impedido la creación de empleo neto, según Gómez

El Congreso da luz verde al plan de choque contra el paro

El Pleno del Congreso de los Diputados ha aprobado, con el voto a favor de PSOE, CiU y CC, el rechazo dede ERC, BNG y UPyD y la abstención del PP, PNV e IU-ICV, el decreto ley del plan de choque contra el desempleo juvenil y de larga duración, que incluye bonificaciones para la contratación a tiempo parcial y la nueva ayuda de 400 euros que sustituye a los extintos 426 euros.

Asimismo, el ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, ha logrado el apoyo de CiU, PNV y CC para evitar que la norma fuera tramitada como proyecto de ley, tal y como reclamaban el resto de grupos de la oposición.

Durante el debate, Gómez ha asegurado que la creación de empleo neto en términos interanuales ya se habría iniciado sin el "continuo ajuste" en el sector de la construcción, por lo que ha considerado que las "cosas han empezado a mejorar".

En este sentido, ha señalado que las bonificaciones a la contratación a tiempo parcial y la nueva ayuda de 400 euros persiguen evitar que el paro "se haga crónico", por lo que pidió el voto a favor de los grupos del Congreso. Así pues, consideró que este programa de impulso del empleo en los jóvenes y los parados de larga duración es "útil" para reactivar la contratación.

El 'popular' José Ignacio Echániz ha denunciado que el "contrato basura" a tiempo parcial, que convierte a los jóvenes en "mercancía barata", y la "prórroga del cheque parado" son dos "bromas" que no pueden abordar los "gravísimos problemas del paro" y el "rotundo fracaso "de la reforma laboral.

"Todo lo que promete hoy es un empleo precario sólo para 2011 y sólo para el 2% de los españoles", ha criticado el diputado 'popular', quien ha asegurado que sólo le impide votar 'no' al decreto el "mitigar el sufrimiento de los españoles".

El portavoz de CiU, Carles Campuzano, ha confirmado su apoyo a la norma, aunque ha lamentado que el acuerdo social que la ha propiciado "haya tardado tanto", y ha celebrado que la apuesta por el contrato a tiempo parcial acerque a España a otros países de su entorno. "Llega tarde y es insuficiente, pero habrá que permitir que esté plenamente en vigor", ha remarcado.

El portavoz del PNV, Emilio Olabarria, ha justificado su abstención por el "desorden normativo que dimana de la norma", en especial en materia de competencias autonómicas y ha explicado que sólo "razones de justicia social" le impiden rechazarlo.