Evolution concede a BBVA un potencial del 44%

Los inversores empiezan a recuperar su interés por la banca europea

La rebaja de la percepción de riesgo sobre la deuda soberana europea, en general, y las reformas emprendidas por España, en particular, han devuelto a los inversores el apetito por los valores bancarios del Viejo Continente, entre los que destacan a BBVA.

El tiempo en que las marcas bancarias del Viejo Continente despertaban los peores recelos de los inversores parece concluir. Así se desprende de un reciente informe de la británica Evolution Securities que, en la misma línea que ya defendiera Goldman Sachs hace unos días, destaca el renovado apetito de los mercados por los valores financieros de Europa.

"La clave del cambio ha sido el riesgo soberano", apunta el informe, del analista de la firma Arturo de Frías, que recuerda que si bien el año comenzó con "el miedo al rescate de Portugal y a un contagio de España" el ambiente se ha tranquilizado desde entonces. La expectativa de que "los políticos de la Unión Europea encuentren una solución razonablemente integral", que previsiblemente verá la luz en marzo, ha logrado alejar los fantasmas de nuevas quiebras, tras los descalabros de Grecia y Irlanda.

España, según reseña Evolution, "está haciendo sus deberes con una considerable rapidez", destacando entre las tareas realizadas las reformas del mercado laboral, el sistema de pensiones y la situación financiera de las cajas de ahorros. Estos cambios podrían desencadenar, según los analistas de la firma británica, un "fuerte rally" del sector bancario, tras el castigo que vienen sufriendo desde el pasado año. Entre las firmas mejor valoradas, Evolution destaca a la española BBVA, a la que concede un precio objetivo de 13,5 euros, un potencial por tanto del 44%. Los de Lloyds siguen siendo, no obstante, sus títulos favoritos. Otros destacados de la lista son el suizo UBS y el Royal Bank of Scotland.

Evolution y Goldman apuntan al nuevo plan de rescate de la UE como catalizador

En esta línea, el citado informe de Goldman señalaba tanto a BBVA como a Santander como valores de futuro, si bien advertía que una decepción ante las decisiones que tome la UE en torno al fondo de rescate podría devolver las dudas al mercado.