El índice subió ayer el 0,6% y recuperó máximos de abril

El mercado cree que el potencial alcista del Ibex está agotado a corto plazo

El Ibex cerró con un alza del 0,59% que consiguió a última hora gracias a la banca. El indicador ha llegado a los 11.100, el nivel más alto desde abril pasado. Los analistas, sin embargo, dudan que el ascenso se prolongue por mucho más tiempo.

El 11.000 es una cifra como otra cualquiera. Lo que hay que tener en cuenta son las previsiones de crecimiento de beneficio para cada índice, que para el Ibex son del 10% para 2011, mientras que para el Euro Stoxx son del 20%", comenta âscar Germade, de Cortal Consors. Este experto espera que el Ibex siga evolucionando favorablemente, incluso a su juicio podría superar en breve los 11.500 frente al cierre de 11.113 de ayer, máximo de abril. Aun así, "las perspectivas son mejores para otras Bolsas. Prefiero el Euro Stoxx porque está diversificado en países y sectores. El porcentaje de los ingresos del exterior de las compañías del Ibex es muy relevante, pero al final te terminan de ver como un valor español", añade Germade.

El Ibex 35 comenzó 2011 con más fuerza que el resto, pero en las últimas sesiones su pulso se ha desacelerado. Su rentabilidad acumulada llegaba ayer al 12,72%, sobre el 9,73% del Euro Stoxx. La verticalidad que ha tenido la subida del selectivo español invita a ser cauto en el corto plazo. "El indicador ya ha sobrepasado el objetivo que habían establecido varias firmas de análisis para fin de año, como es nuestro caso. La relajación del mercado de crédito y el éxito de las subastas del Tesoro han permitido la mejora. Pero el Ibex y otros índices están chocando con sus resistencias a pesar de que los resultados empresariales están siendo positivos", explica Alberto Roldán, responsable de análisis de Inverseguros. Así, el Ibex entrará en una fase de lateralidad, al tiempo que el mercado seguirá sufriendo con "los diferenciales de deuda y los posibles rescates a países periféricos, como podría ser el de Portugal".

Ayer, el Ibex sumó el 0,59% y consolidó los 11.100 puntos a última hora. Una vez más, fue el sector bancario el motor de la subida. Bankinter, Popular y Sabadell sumaron por encima del 2%. Y eso que el Tesoro captó en la subasta de obligaciones menos de lo previsto, 3.467 millones, pero a menor coste.

Los analistas esperan un resultado positivo para fin de año

Además del Ibex, la mayoría de los mercados europeos cerró en positivo; el Euro Stoxx sumó el 0,09%. Wall Street también cerró al alza. El Dow Jones ganó el 0,24%, y el S&P y el Nasdaq, el 0,31% y el 0,21%%, respectivamente. "Las valoraciones son más baratas en Europa que en Estados Unidos. Japón puede ser la sorpresa positiva para este año", explica Ignacio Cantos, director de inversiones de Atlas Capital. Esta firma es optimista con la renta variable para el presente ejercicio y contempla "un escenario macroeconómico de crecimiento, en el que los países desarrollados aportarán cifras positivas a la economía mundial, mejorando su contribución con respecto al año anterior". Atlas Capital no descarta que el Ibex pueda subir hasta los 12.500 ó 13.000 puntos, para lo que forzosamente tendrían que hacerlo bien los grandes valores, bancos y Telefónica, que son los que más peso tienen. No obstante, contempla más potencial en las empresas de capitalización mediana.