Aprovechó para reducir su deuda

Nueva Rumasa engañó a sus inversores sobre el destino de los pagarés

La empresa Carnes y Conservas Españolas (Carcesa), perteneciente al grupo Nueva Rumasa, lanzó en febrero de 2009 una emisión de pagarés que le permitió ingresar 70 millones de euros, y ese mismo año prestó otros 124 millones a varias empresas del grupo, según consta en las cuentas de la sociedad de 2009.

Carcesa es una de las diez empresas del grupo que preside José María Ruiz-Mateos que han solicitado el preconcurso de acreedores para poder negociar un plan de pagos durante 4 meses y evitar declararse en suspensión de pagos.

La empresa indicó en el folleto de la emisión que el importe captado entre los inversores se destinaría a adquirir nuevas compañías, pero durante todo el ejercicio únicamente se compró una empresa, Quesería Menorquina, que figura con un valor contable de 1,7 millones de euros.

En 2009, Carcesa aprovechó también para reducir su deuda a corto plazo con varias entidades financieras, de modo que pasó de 28,9 millones de euros a 18,7 millones de euros, al tiempo que prestó 124,3 millones a otras empresas del grupo.

Además de Carcesa, efectuaron también emisiones de pagarés Hibramer, Maspalomas y José María-Ruiz Mateos, aunque esta última se canceló anticipadamente al entrar en vigor una modificación de la Ley del Mercado de Valores que exigía un intermediario financiero autorizado.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) advirtió hasta en siete ocasiones sobre los pagarés de Nueva Rumasa, las participaciones de Dhul y Clesa y los supuestos avales que garantizaban estas emisiones.

El regulador financiero español señaló que los pagarés de Nueva Rumasa no estaban sujetos a su control, ya que su importe era superior a 50.000 euros y no cotizaban en ningún mercado secundario.

Carcesa, Clesa, Garvey, Hotasa, Dhul, Elgorriaga, Hibramer, Trapa, Carcesa, Quesería Menorquina y el equipo de fútbol del Rayo Vallecano comunicaron ayer a los juzgados que se acogían a la situación especial de la Ley Concursal.