Las entidades tendrán como máximo un año para recapitalizarse

Las cajas rescatadas por el FROB tendrán dos años para evitar ser vendidas a terceros

El Gobierno ha aprobado esta misma mañana el real decreto para reforzar la solvencia de la banca española. Una de las novedades es que las cajas que finalmente reciban capital público, tendrán un plazo de dos años para recomprar los títulos y evitar ser vendidas al mejor postor.

El Consejo de Ministros ha aprobado el real decreto ley que eleva las exigencias de capital a las entidades financieras para reforzar su solvencia y recuperar la confianza de los mercados en la economía española, según la vicepresidenta segunda, Elena Salgado. Las cajas que han decidido transferir su negocio financiero a un banco tendrán hasta marzo de 2012 para completar el proceso.

"Parte del sector financiero sigue suscitando dudas en los mercados", aseveró la ministra. Los nuevos requerimientos entrarán en vigor en marzo de 2011. El objetivo es que las entidades, hasta en los momentos "más adversos e improbables" puedan mantener la concesión de crédito.

Una de las novedades que se han incluido en el nuevo texto legal es que las entidades financieras que reciban fondos públicos del FROB tendrán un plazo de dos años para recomprar la participación. En caso de que la entidad no sea capaz de retomar el control, la participación del FROB deberá venderse a través de un proceso competitivo, siempre antes de un periodo máximo de cinco años.

Las necesidades de capital adicional del sistema financiero español no superan los 20.000 millones de euros, según los datos que maneja el Ministerio de Economía basados en cálculos del Banco de España.

La norma establece una exigencia de capital del 8% para las entidades, y del 10% para las que no cotizan, no cuentan con presencia de inversores en el 20% del capital y disponen de una excesiva dependencia de la financiación mayorista, de más del 20%.

El decreto, que se adelanta a los requisitos de capital de la regulación internacional de Basilea III, incluye la posibilidad de que las cajas que han iniciado los trámites para buscar capital privado (ya sea inversores de referencia o con una salida a Bolsa) cuenten con un periodo de hasta 6 meses para completar la operación, tal y como adelantó Cinco Días .

La remuneración de los gestores dependerá de que las entidades cumplan los requisitos de solvencia

Elena Salgado ha añadido que las entidades financieras que incumplan en el futuro las nuevas exigencias de solvencia estarán obligadas a restringir las remuneraciones de sus gestores. Economía ha explicado que los bancos y cajas que necesiten elevar en los próximos meses sus niveles de capital principal podrán incluir limitaciones en la retribución de sus responsables en los planes de recapitalización.

No obstante, señaló que esas limitaciones serán obligatorias a partir del 30 de septiembre si las entidades financieras incumplen "coyunturalmente" los requisitos de capital, que serán del 8 % con carácter general y del 10 % para aquellos bancos o cajas que no coticen y tengan gran dependencia de la financiación mayorista.

"Estos requisitos de capital se establecen de manera permanente", advirtió la ministra de Economía, que añadió que si el incumplimiento de los ratios es inferior al 20%, las entidades no sólo deberán limitar la remuneración de sus gestores sino también restringir el reparto de dividendos y la recompra de acciones.

No obstante, Salgado intentó tranquilizar al explicar que esas bajadas no se pueden producir "durante esta primera etapa" aunque se podrían dar en un futuro "coyunturalmente".

Las restricciones a las remuneraciones de los altos directivos de la banca se ha impuesto en Europa con la directiva 2020/76, todavía no traspuesta a la legislación y que trata de mitigar los escándalos que ha provocado el pago de primas multimillonarias en entidades que habían recibido ayudas públicas.

Efe