Supera los 110.000 millones

La demanda de oro en 2010 alcanza la cifra más alta de la historia

La demanda de oro alcanzó en 2010 un cifra de anual de 3.812 toneladas, la cantidad más elevada en diez años, por valor de 150.000 millones de dólares (110.600 millones de euros), el importe más alto de la historia, según los datos del Consejo Mundial del Oro (WGC por sus siglas en inglés).

"2010 fue un año excepcional para el oro, con una fuerte demanda en todos los sectores", destacó el Consejo Mundial del Oro, quien recordó que esta demanda llevó al metal a marcar un precio récord el pasado 9 de noviembre de 2010 de 1.421 dólares (1.047 euros) por onza.

Respecto a los factores claves que impulsaron este crecimiento de la demanda, el WGC destaca que el sector de la joyería disfrutó de una "sólida recuperación" en 2010, con un incremento de la demanda del 17% en comparación con 2009, impulsado principalmente por el mercado asiático, especialmente el chino.

"Los consumidores asiáticos lideraron la demanda con una recuperación del mercado indio y un fuerte impulso el demanda china de oro, lo que conjuntamente representó el 51% del total de la demanda de joyería e inversión del año", agregó.

Asimismo, destaca el cambio "estructural" de la política de los bancos centrales hacia el oro, que supuso que por primera vez en 21 años se convirtieran en comprados netos de oro, eliminando así una "significativa" fuente de abastecimiento al mercado.

El consejo explica también que la demanda por parte de los inversores cayó un 2% respecto a 2009, pero marcó el segundo dato más alto de la historia con 1.333 toneladas, que equivalieron a 52.000 millones de dólares (38.000 millones de euros).

En este sentido, explica que la demanda de los inversores como activo base en sus carteras es probable que se mantenga "fuerte" en 2011, impulsada por la incertidumbre que persiste en torno a la recuperación económica global y los desequilibrios fiscales, así como por el temor a inminentes presiones inflacionarias y a las tensiones de divisas.

El director gerente de inversiones del Conejo Mundial del oro, Marcus Grubb, señaló que, como ya anticiparon, 2010 ha sido un "gran año" para el metal, con una fuerte demanda en todos los sectores. En concreto, subrayó que las economías emergentes, que han experimentado un "rápido crecimiento económico", ha sido "grandes compradores de oro" para diversificar sus reservas externas.