La operadora podrá pedir adelantos por sus servicios

Telefónica gana en la CMT su batalla contra los impagos

Es una batalla histórica. Telefónica llevaba años reclamando a la CMT que le permitiera exigir mayores garantías de pago a los operadores que le piden acceso a su red y consumen de ella. Al fin, el regulador se lo ha permitido. El exmonopolio podrá pedir un aval previo e incluso cobrar por anticipado.

Telefónica gana en la CMT su batalla contra los impagos
Telefónica gana en la CMT su batalla contra los impagos

Ser el exmonopolio de un país tiene ventajas. Una red nacional amortizada; una actividad sin competencia durante años; un nombre... Pero también conlleva servidumbres y una de ellas es la obligación de abrir la red a los rivales.

Con la legislación actual en la mano, Telefónica no puede negarse a ninguna solicitud de acceso a su red. Y esto no implica solo permitir que otro operador llegue a la puerta de su red, sino darle entrada en ella en forma de tráfico que el invitado utiliza para hacer negocio y luego puede pagar a Telefónica o no.

Cualquier "solicitud razonable" de acceso a la interconexión de telefonía fija debía ser aceptada por el exmonopolio, que solo podía pedir un aval cuando la empresa en cuestión estuviera en concurso o hubiera impagado sin causa justificada al menos dos facturas a Telefónica.

TELEFÓNICA 8,27 1,04%

Esta legislación ha dado lugar a casi una decena de conflictos -presuntos impagos- en los últimos tres años. En algunos casos, son empresas que pasaron por problemas reales, pero ha habido ocasiones en el pasado en que se trató directamente de un fraude. Para ser operador basta con registrarse en la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), y pedir la interconexión no conlleva demasiadas inversiones, así que alguna compañía se ha creado solo para conseguir tráfico internacional de Telefónica y no pagarlo después, según fuentes conocedoras de la situación.

Aval o prepago

La CMT se ha estado resistiendo a endurecer la norma, por miedo a que el exmonopolio pudiera usarla para frenar la competencia. Pero en su último consejo ha escuchado al fin la petición de Telefónica. No ha aceptado todas sus propuestas, pero ha introducido un cambio importante: podrá exigir un aval o el prepago de los servicios cuando un operador solicite el acceso a su red y no haya contratado con anterioridad ningún servicio mayorista con Telefónica.

La elección entre el aval y el prepago no es del exmonopolio, sino del operador entrante, que puede decidir qué modalidad prefiere.

Pero no todas las peticiones de Telefónica se han aceptado. La compañía pedía la potestad de desconectar y dejar sin servicio a otro operador en caso de impago. La CMT ha dicho no. Es la comisión la que lo decidirá.

Telefónica también quería que el aval se extendiera a otras ofertas mayoristas, además de la interconexión telefónica, pero la CMT no ha visto conflicto en otras, como las de banda ancha.

Opa de 763 millones a los minoritarios de Vivo

Telefónica ha dado finalmente la orden para comenzar la opa por las acciones comunes que no están en sus manos del líder del móvil de Brasil, Vivo. La operadora se comprometió a ello -la ley lo exige- al hacerse con la participación de Portugal Telecom en la compañía por 7.500 millones. Tras esta adquisición, Telefónica elevó su capital en Vivo al 59,42% y es dueña del 88,91% de las acciones comunes, así que la opa es por el 11,09% restante. Ofrece 50,15 euros por título, el 80% de lo pagado a PT -también lo exige la ley-, así que puede llegar a desembolsar 763 millones si todos los minoritarios acuden a la oferta.

Por otra parte, Telefónica publicó ayer los resultados de su otra filial en Brasil, Telesp. La operadora ganó un 8,8% más en 2010, pero sus ingreso y su Ebitda cayeron.