Recuerda que los acuerdos están vigentes todo 2011

El Govern pide tiempo a Ryanair antes de negociar su continuidad en Girona

La Generalitat ha solicitado a la compañía aérea Ryanair un margen de tiempo para estudiar su postura final en las negociaciones sobre la continuidad de la compañía en Girona, después de que la firma irlandesa haya anunciado hoy que reducirá a casi la mitad su capacidad en la instalación de la Costa Brava.

A través de un comunicado que firma como integrante de la Asociación para la Promoción y el Desarrollo en Girona (AGi), el gobierno catalán reclama esta demora después de que Ryanair lo haya acusado de dar marcha atrás al principio de acuerdo que se había firmado con el anterior ejecutivo autonómico para la continuidad de la aerolínea.

La AGi, que también integran la Cámara de Comercio y la Diputación, es el organismo que negociaba el pago de unas cantidades económicas a la compañía irlandesa a cambio de su presencia en el aeropuerto gerundense.

Este asociación, a través de un comunicado, confirma ahora que la Generalitat necesita ese margen de tiempo para determinar su posición en la negociación ya que el presupuesto de 2011 está en plena elaboración y la petición de Ryanair para continuar pasa por reducir el número de pasajeros en un 20% y aumentar la aportación económica que recibe de 3,85 millones de euros a 11,5 millones.

La AGi denuncia, además, que la declaración de intenciones que se firmó cuando la representación gubernamental en la negociación correspondía al tripartito contiene "cláusulas abiertas de difícil valoración que crean dudas jurídicas".

Ante las críticas por parte de Ryanair al actual ejecutivo catalán por no ratificar el marco de convenio acordado hace unos meses, la AGi precisa que aquel documento incluyó "una fórmula de aprobación de su posible financiación a la espera del nuevo gobierno que, ahora, se ejerce".

El comunicado asegura que la AGi solicitó la semana pasada una reunión con la compañía aérea para avanzar en la negociación final, pero que ésta no fue aceptada.

En cualquier caso, esta asociación puntualiza que los acuerdos vigentes con Ryanair finalizan el próximo 31 de diciembre y que, por tanto, son plenamente vigentes este año.

Asimismo, la AGi declara que efectuará un seguimiento de los derechos de los consumidores afectados por la posible cancelación de vuelos, "como siempre se ha hecho a través de la Agencia Catalana de Consumo", y que trabajará por la diversificación de compañías que operen en el aeropuerto de Girona.

En cualquier caso, Generalitat, Diputación y Cámara de Comercio coinciden en que, "entra dentro de la normalidad", que Ryanair decida los destinos que mas se adecúen a su estrategia de mercado y que, tal como recogen los acuerdos vigentes, se revisarán las condiciones económicas que percibe la firma irlandesa y que varían en función del número de pasajeros, aviones en base, rutas y frecuencias.