Mercados

El Ibex salva los 10.800 tras la salida de Mubarak

Concluye la semana con una caída del 0,47%, la única de Europa.

La conquista de los 11.000 puntos tendrá que esperar. El Ibex se ha tomado un respiro esta semana después del fuerte arranque de ejercicio. El repunte de las primas de riesgo, al calor de la incertidumbre que suscita la nuevo forma que tomará el mecanismo de rescate de la UE, la escalada del precio del petróleo por las tensiones políticas en Oriente Próximo o el temor suscitado por la subida de tipos de China aceleraron la toma de beneficios. La dimisión del presidente de Egipto, Hosni Mubarak, ayudó a frenar las caídas el viernes y el Ibex logró salvar los 10.800 tras anotarse el 0,11%. En la semana, no obstante, cayó el 0,47%.

"Es lógico que el mercado tome aire aunque el fondo no ha cambiado. Los resultados y la macro apoyan pero no hay que olvidar que el riesgo soberano sigue ahí. En cualquier caso creo que son caídas para comprar", explica Natalia Aguirre, directora de análisis de Renta 4.

La mayoría de los expertos interpreta los recortes recientes como un alto en el camino. El Ibex todavía gana un 9,6% en el año y antes de las caídas recientes llegó a amasar una subida del 18,8% desde los mínimos de noviembre. Está por ver, por tanto, si se agudizan o no los recortes. En Banco Sabadell alertan que la pérdida de los 10.570 podría dar pie a una corrección mayor.

Los datos económicos, la buena marcha de la temporada de resultados y el mensaje algo más conciliador del BCE la semana pasada son un conjunto de factores que siguen apoyando a las Bolsas europeas. La dimisión del presidente egipcio Hosni Mubarak también dio alivio al quitar incertidumbres. Las Bolsas celebraron la noticia. El Ibex evitó las pérdidas, mientras que el dólar, petróleo y oro cayeron tras conocerse la noticia. Eso sí, lo más llamativo fue el repunte del 6,6% el ETF sobre el índice egipcio.

Una noticia que ayudó a desviar algo la atención sobre el riesgo soberano. El bono a 10 años en Portugal llegó a alcanzar el 7,6% el jueves, un nivel en el que Grecia o Irlanda solo aguantaron unas semanas antes de ser intervenidos, lo que volvió a hacer saltar las alarmas estos días. El viernes cerró en el 7,3%, caída que el mercado achaca a la intervención del BCE. Las Bolsas europeas, no obstante, consiguieron cerrar la semana en positivo con comportamientos que oscilaron entre el 2,2% que se anotó la alemana o el cierre plano de la Bolsa de Estocolmo.

En Wall Street los ascensos también se prolongaron. La mejora del índice de confianza de Michigan al máximo en ocho meses animó las subidas. El viernes el S&P subió el 0,55%, el Nasdaq, un 0,68% y el Dow Jones, el 0,36%, lo que dejó el cómputo semanal en subidas del 1,39%, 1,45% y 1,50% respectivamente.

El euro

1,35 dólares es el nivel al que concluyó el euro la semana. La divisa europea sufrió un retroceso cercano al 0,58%, aunque en el año gana el 0,86%.

Otras claves del mercado

RESULTADOS La buena marcha de la temporada de resultados a ambos lados del Atlántico se ha convertido en uno de los motores de los mercados. En EE UU más de dos tercios de las empresas del S&P 500 han presentado ya sus cuentas y el 75% ha batido las previsiones. En Europa, de momento, el 56% ha mejorado las expectativas, según Bloomberg.

PETRâLEO La escalada del precio del petróleo se ha convertido en uno de los lastres de los mercados. Las dudas sobre el futuro político de Egipto y el miedo a problemas de suministro derivado a las tensiones políticas de la región aceleraron su avance esta semana. El viernes el barril de Brent superó los 101 dólares aunque a principios de mes llegó a rebasar 102.

PRIMA DE RIESGO El riesgo soberano ha vuelto a centrar la atención de los mercados. El bono portugués a 10 años alcanzó el 7,6% esta semana. El viernes cerró en el 7,3, lo dejó la prima de riesgo del país en 401 puntos básicos frente a los 379 a los que arrancó la semana. El diferencial de España repuntó hasta 208 puntos desde 189, mientras que los diferenciales de Irlanda y Grecia escalaron a 579 y 821 puntos básicos durante la semana.