Presenta un plan a tres años para duplicar el beneficio

Pastor está "abierto" a fusiones con cajas siempre que mande

Pastor está dispuesto a crecer con compras o fusiones con cajas, según reconoce su presidente, José María Arias. Cree que la reestructuración del sector conlleva oportunidades "que no se repetirán en la próxima generación". Pastor ganó 62 millones en 2010, un 38% menos, tras fuertes dotaciones. Prevé duplicar beneficios en 2013.

José María Arias, uno de los banqueros con más experiencia del sistema financiero español lo tiene claro. La reestructuración de las cajas de ahorros proporcionará a los bancos oportunidades para crecer que es prácticamente imposible que se vuelvan a repetir en las próximas décadas.

Por ello, y a diferencia de otros bancos de mayor tamaño, Arias dijo que Pastor está "abierto a cualquier opción", si la operación "salvaguarda el liderazgo en la gestión" del Pastor, y por su puesto "su independencia". El banquero también reconoció que la entidad ha mantenido conversaciones con bancos de inversión "en los últimos días" para aprovechar las oportunidades que puedan surgir tanto para comprar redes de cajas como para fusionarse con una entidad de ahorro para conseguir que ésta cotice.

Aunque no entró en detalles en la presentación de resultados del banco sobre las posibles cajas en las que estaría interesado, todo parece indicar que los bancos de inversión buscan socios para las cajas sin bancarizar y que les urge al no cumplir los niveles de solvencia que pide el Gobierno. Estas son Novacaixagalicia, Caixa Catalunya, Unnim y Caja España- Duero. Estas dos últimas serían las que encajarían más en la estructura de Pastor, según varios expertos.

Pero mientras llega su oportunidad, Pastor ha puesto en marcha un plan estratégico 2011-2013, con el que pretende duplicar su beneficio en estos tres años, y llegar a 124 millones en 2013, superar el 9,5% de core capital -ahora es del 8,46%-, y reducir al 20% la financiación mayorista sobre 2010.

Además, el grupo buscará seguir creciendo en Galicia en cuota de mercado gracias a la reestructuración de las cajas. En el resto de España impulsará la banca de empresas y pymes, y la de rentas medias y altas de familias.

Mora del 16% en ladrillo

Pastor cerró 2010 con un beneficio de 62 millones de euros, con una caída del 38,6%, tras destinar 103 millones a provisiones genéricas ante un año que seguirá siendo "difícil y complejo", según Arias.

La morosidad del grupo es del 5,14%. Banco Pastor tiene calificados como activos dudosos en el sector inmobiliario 769 millones, otros 935 millones son subestándar y 1.526 más activos no rentables adjudicados, de los que el 53% corresponde a suelo.

Arias señaló que la exposición de la entidad al sector promotor e inmobiliario asciende a 4.813 millones de euros, el 19,7% de su cartera crediticia, con una mora del 15,9%.

Sabadell también escuchará propuestas

Mientras que llega la oportunidad de Banco Pastor, el grupo pretende seguir arañando cuota de mercado tanto en pasivo como en activo. Los depósitos de la clientela crecieron el pasado año un 6,4% y los créditos un 6,2%, porcentaje este último elevado si se tiene en cuenta que apenas hay demanda de crédito. El banco destacó que en plena guerra del pasivo, los depósitos alcanzaron los 15.519 millones, 931 millones más que un año antes. Por productos, destaca de manera relevante el crecimiento de las imposiciones a plazo, que mejoran el 5,1%. Los créditos a clientes alcanzaron 21.652 millones de euros. El número de altas de clientes creció un 7,4% mientras que el número de altas de clientes vinculados, objetivo prioritario de la política comercial de la entidad, se elevó un 36%.

La creación de la caja gallega Novacaixagalicia, con sus problemas internos, está siendo aprovechado por Pastor para crecer de forma orgánica en su región de origen. Precisamente la caja gallega ha vuelto a poner ahora en venta una parte importante de su red de oficinas de acuerdo con su plan de viabilidad.

Esta caja ya intentó el pasado año vender una parte de sus oficinas, pero según varias fuentes bancarias, la red de la que se quería desprender no era rentable. La oferta actual, sin embargo, parece agradar a los potenciales compradores, aunque tiene que competir con las ofertas de otras cajas de ahorros. Los bancos de inversión, al igual que se han acercado a Pastor también lo han hecho a Banco Sabadell. Le han ofrecido tanto paquetes de oficinas de cajas, como la posibilidad de llegar a una fusión mixta con alguna entidad de ahorro que necesite cotizar ya. El grupo catalán parece dispuesto a escuchar ofertas. Popular, sin embargo, asegura que hasta que no se fijen reglas para las pujas no está interesado en nada.