La ayuda de 400 euros, disponible desde el miércoles

Trabajo araña 200 millones de otras carteras para prestaciones a parados

El Consejo de Ministros aprobó el viernes el plan de choque para reactivar el empleo. Para respetar el techo de gasto de Trabajo, la mitad de los 400 millones en que se ha presupuestado la ayuda de formación a jóvenes y parados de larga duración la aportarán el resto de ministerios. El decreto contempla también la bonificación a la contratación a tiempo parcial de jóvenes y parados de larga duración.

Trabajo araña 200 millones de otras carteras para prestaciones a parados
Trabajo araña 200 millones de otras carteras para prestaciones a parados

El plan de choque para reactivar el mercado laboral, que constituye el núcleo duro de la reordenación de las políticas activas de empleo, ya tiene el visto bueno del Consejo de Ministros. El titular de Trabajo, Valeriano Gómez, desgranó el viernes sus puntos clave insistiendo en un aspecto: la limitación temporal, por tratarse de un medidas de urgencia, de sus dos programas estrella.

Así, la ayuda de 400 euros a jóvenes y parados de larga duración sujeta a actividades formativas, que sustituye a la de 426 euros (Prodi), durará seis meses, no más. En cualquier caso, dejará de estar disponible cuando se agote la dotación presupuestaria que se le ha asignado: 400 millones de euros.

En este sentido, el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, apuntó en Moncloa que de esa suma, 200 millones correrán a cuenta del presupuesto de Trabajo y los otros 200 los pondrán "el conjunto de los ministerios", entre ellos el de Interior que él mismo dirige. Esta aportación, que se instrumentará a través de una declaración de no disponibilidad de crédito en los Presupuestos Generales del Estado, busca "no tocar el techo de gasto" de Trabajo.

Tendrán acceso a la ayuda los parados jóvenes y de larga duración que hayan agotado su prestación por desempleo hasta el 16 de febrero, fecha en la que expira el Prodi y entra en vigor el plan de choque. Según las estimaciones de trabajo, los beneficiarios potenciales ascenderían a 192.000, basándose en que cada mes perderían su prestación unos 30.000 parados.

Valeriano Gómez resaltó también el carácter temporal de la segunda gran medida del plan de choque: la bonificación a los contratos a tiempo parcial para jóvenes o parados de larga duración. Una medida que estará vigente durante un año, si bien los firmantes del Acuerdo Social y Económico se reunirán seis meses después de su entrada en vigor para prorrogarla o no. La bonificación será del 100% de las cuotas a la Seguridad Social para las empresas de menos de 250 trabajadores y del 75% para el resto.

El Gobierno ya ha hecho un cálculo del coste que supondría para el Estado el llamado "contrato de tránsito al empleo estable". Si alcanzase su objetivo, esto es, que se firmen 100.000 en el año de duración del programa, las arcas públicas dejarían de ingresar 235 millones de euros durante los 12 meses que dura el programa. Supondría también que la Seguridad Social dejará de recaudar unos 260 euros al mes en cotizaciones por cada contrato realizado.

Formación a desempleados

Para poder beneficiarse de la financiación de la contratación, las incorporaciones "deberán incrementar las plantillas de las empresas". Se pretende así evitar el efecto sustitución, aspecto que preocupaba especialmente a los sindicatos. Gómez defendió una vez más las virtudes de los contratos a tiempo parcial: "en los países europeos de referencia, a medida que aumenta la renta también lo hace este tipo de contratos".

El plan de choque para generar empleo lo completan otros dos programas, también destinados a parados jóvenes y de larga duración. El primero consiste en acciones de mejora de la empleabilidad para personas con escasa cualificación, que se ejecutarán en base a itinerarios personalizados. El segundo busca incluir a los desempleados en las actividades formativas dirigidas a personas ocupadas: concretamente, deberán suponer entre el 20% y el 40%.

Descontento del PP y los sindicatos

Pese a que Gobierno y sindicatos estuvieron negociando hasta la víspera del viernes, los sindicatos mayoritarios expresaron sus reservas tras conocerse el plan de choque para generar empleo aprobado finalmente por el Consejo de Ministros.

Para CC OO, la ayuda de 400 euros sujeta a formación para parados jóvenes y de larga duración que hayan agotado su prestación es una buena medida, pero considera escasa la cuantía.

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, dijo el viernes en un acto en Zaragoza que los parados que cobraban la ayuda de los 426 euros no podrán recibir la de 400. Pero ha recordado que el anterior programa, el Prodi, tenía una duración de seis meses y no se hubiese podido prorrogar igualmente.

Asimismo, el sindicato que encabeza Ignacio Fernández Toxo explicó en un comunicado que han sido los sindicatos quienes han introducido en el decreto ley "elementos correctores" para evitar que las bonificaciones a los contratos a tiempo parcial sean usados para sustituir unos empleados por otros.

Para el Partido Popular, el plan de choque "llega tarde" y es "insuficiente", ya que solo afecta al 2% de los parados. José Ignacio Echániz, del PP, dijo el viernes que la reforma del Gobierno "es una muestra más de los bandazos del PSOE, que ha llevado a España a tener un paro de más del 20%".

Conversiones

Los contratos a tiempo parcial con bonificación que se transformen de temporales a indefinidos podrán acogerse además a las bonificaciones que fija la reforma laboral para las conversiones: entre 700 y 1.500 euros por año, para un periodo de entre tres a cuatro ejercicios.