Será el próximo 30 de abril

Merkel consigue que Weber abandone la presidencia del Bundesbank

El presidente de Bundesbank, Axel Weber, ha comunicado esta tarde a la canciller alemana su decisión de abandonar su cargo al frente de la institución el próximo 30 de abril, según confirmó el portavoz de la canciller, Steffen Seibert, en un comunicado.

El ex presidente de Bundesbank, Axel Weber
El ex presidente de Bundesbank, Axel Weber

En el texto colgado en la página web del Gobierno alemán, la canciller y el ministro de Finanzas, Wolfgang Schaeuble, que se han reunido esta viernes con Weber, muestran su respeto a su decisión de abandonar por motivos personales la presidencia de la institución, cuando se cumplen siete años de su nombramiento.

Asimismo, Seibert comunicó que el Gobierno alemán tiene previsto anunciar la próxima semana al sustituto de Weber, que abandona la dirección del instituto emisor alemán un año antes de que concluya oficialmente su mandato.

Por su parte, el Bundesbank ha enviado otro comunicado confirmando la información del Ejecutivo de Angela Merkel, en el que añade que Weber desempeñará sus funciones hasta la fecha como es habitual y cumplirá con los compromisos previstos.

La decisión de Weber de abandonar la presidencia del Bundesbank se confirma dos días después de que se conociera que no será candidato a la sucesión del actual presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, cuyo mandato de ocho años expira el próximo mes de octubre.

Según publicaba The Wall Street Journal antes del encuentro, la canciller alemana, Angela Merkel, no se ha tomado demasiado bien la inesperada decisión de Weber, ya que ha minado uno de los puntos claves de la estrategia de la canciller para restaurar la confianza de los alemanes en el euro, y pretendía que Weber abandonará institución en cuanto hubiera encontrado un sustituto.

Weidman, posible relevo

El hecho de que Weber no haya acudido este viernes al encuentro que han mantenido los responsables de las finanzas alemanas y francesas se había interpretado como una señal de que sus días como banquero central estaban cerca de terminar. Además, al parecer Merkel ha encontrado ya en su asesor económico jefe, Jens Weidman, a un sustituto al frente de Bundesbank.

En el Gobierno alemán estaban desconcertados por la decisión de Weber, ya que Berlín ha invertido un considerable esfuerzo y capital político para que otros países del euro le acepten como responsable del BCE. Sin embargo, parece que el presidente del Budesbank ha llegado a la conclusión de que otros miebros del consejo de gobierno del BCE no aceptarían su autoridad.

Al mismo tiempo, diversos medios alemanes han sugerido estos días la posibilidad de que su futuro pase por el sector privado y, más concretamente, por la dirección del Deutsche Bank, el mayor banco de Alemania, cuyo consejero delegado, Josef Ackermann, abandonará el cargo en 2013. Sin embargo, este último supuesto enfrentamiento con la canciller alemana puede haberle alejado también de este objetivo.