Evasión de impuestos

La Fiscalía acusa a los dueños de Sacresa de defraudar 15,5 millones a Hacienda

La Fiscalía de Cataluña ha presentado una querella en la que acusa a cuatro miembros de la familia Sanahuja, propietaria del grupo inmobiliario Sacresa, de haber defraudado casi 15,5 millones de impuestos en una operación de venta de acciones.

Según fuentes judiciales, la querella, presentada en los juzgados de Barcelona, acusa de un delito contra la Hacienda Pública a Ramón Sanahuja, su esposa Ana María Escofet y sus dos hijos Javier y Juan Manuel.

La querella de la Fiscalía estima en 15.476.000 euros la cantidad que la familia Sanahuja habría defraudado a Hacienda mediante la evasión de una parte del impuesto de sociedades y la tributación del IVA en una operación de venta de participaciones que se remonta al año 2007.

En dicha operación, la empresa del grupo de la familia Sanahuja Rua Nova Interland vendió el 40% de su participación en la promotora Inversiones Tres Cantos a la compañía Inmobiliaria Colonial, con lo que obtuvo un beneficio de 53,1 millones de euros.

Según publica hoy "El Periódico de Catalunya", el Fiscal basa su querella en que Rua Nova debería haber declarado el beneficio obtenido por la venta de las participaciones y haber pagado casi 15,5 millones en impuestos, pero la empresa no tributó por esas ganancias.

Fuentes de la inmobiliaria Sacresa han asegurado que la querella presentada por la Fiscalía obedece a unas discrepancias que mantenía la empresa con Hacienda respecto a la tributación que se debió pagar por la operación de venta de acciones en la promotora Inversiones Tres Cantos.

Sacresa ha defendido asimismo la legalidad y transparencia de esa operación de venta de acciones e insiste en que dicha transacción fue declarada en su momento mediante escritura pública.