Después de pérdidas en 2010

Goodyear anuncia el cierre de una fábrica en EEUU con 1.900 empleados

El fabricante estadounidense de neumáticos Goodyear cerrará su planta de Union City, en Tennessee, que cuenta con un total de 1.900 empleados, en el marco de su estrategia de reducción de costes y reorganización de la producción.

Goodyear realizó este anuncio tras dar a conocer los resultados de 2010, ejercicio en el que registró unas pérdidas netas de 216 millones de dólares (unos 159 millones de euros), lo que supone reducir en un 42% los ''números rojos'' contabilizados en 2009.

La cifra de negocio de la multinacional norteamericana ascendió el pasado año a 18.800 millones de dólares (unos 13.823 millones de euros), lo que representa una progresión del 16% en comparación con el mismo período del ejercicio precedente.

El presidente de la corporación, Richard Kramer, destacó que los resultados ponen de manifiesto una significativa recuperación de la empresa, al tiempo que confirmó el cierre de la factoría de Tennessee, con 1.900 trabajadores.

"Mantenemos nuestro compromiso de seguir fabricando en Norteamérica, pero todas nuestras plantas deben ser competitivas y sostenible, y éste no era el caso de sta fábrica", añadió el máximo resonsable de la multinacional.

Goodyear ejecutará el cierre de la factoría a finales de este año, con lo que eliminará una sobreproducción de entre 15 y 20 millones de neumáticos al año. La medida le permitirá recortar sus costes en 80 millones de dólares anuales (unos 59 millones de euros).