La navarra prevé duplicar su facturación en aperitivos

Apex compra Papas Vicente Vidal para competir con Matutano

La empresa Navarra Aperitivos y Extrusionados (Apex) ha llegado a un acuerdo para la adquisición de la valenciana Papas Vicente Vidal, primera empresa española en la fabricación y comercialización de patatas fritas que compite directamente con el gigante Matutano.

La compra de Papas Vicente Vidal se ha llevado a cabo gracias a una ampliación de capital de 4,1 millones de euros y a la obtención de financiación bancaria a largo plazo por parte de seis entidades.

Papas Vicente Vidal, que inició su actividad hace 80 años en la localidad valenciana de Benifaió, ocupa a un centenar de trabajadores y su facturación alcanzó los 14 millones en 2010. Distribuye el 90% de su producción en grandes superficies y únicamente es superada por la multinacional Pepsico (con las marcas Lays y Matutano), ocupando un destacado primer lugar entre los fabricantes nacionales.

La compra representa un salto cualitativo de Apex en el segmento de aperitivos, donde prevé duplicar su facturación en 2011. Paralelamente, la compañía potencia sus canales de distribución, que serán suministrados por las fábricas navarra y valenciana.

Apex formó parte del grupo Borges hasta diciembre de 2007. Su accionariado lo forman el grupo Clave Mayor y la Sociedad de Desarrollo de Navarra (Sodena), empresa dependiente del Ejecutivo foral, junto a accionistas minoritarios y el propio director general de la compañía, Santiago Sala. Este será el encargado de diseñar la futura fusión de ambas empresas, tras el proceso de unificación de la estrategia, la dirección financiera y las áreas comercial y de marketing.

Hace tres años, la compañía navarra puso en marcha un plan estratégico que, a pesar de la crisis, apostaba por el crecimiento y la adquisición de empresas del sector alimentario. La compra de Papas Vicente Vidal supone un notable esfuerzo para Apex, cuyas cifras de facturación y plantilla son prácticamente iguales a las de la firma valenciana.

Apex, que comercializa las marcas Aspil y Ábrego, ha experimentado incrementos de facturación superiores al 20% en los últimos tres años. Su mayor penetración se registra en el conocido como canal impulso, donde distribuye el 70% de su producción. El resto se orienta hacia la hostelería (Horeca) y las grandes superficies. La actividad complementaria de las empresas ahora unificadas permitirá elevar la oferta de en el segmento de aperitivos.

Firme apoyo de sus principales accionistas

El fuerte crecimiento de Apex está directamente relacionado con el decidido apoyo prestado por dos de sus principales accionistas: Sodena y la sociedad gestora de capital riesgo Clave Mayor. Ambos han centrado uno de sus principales objetivos en la potenciación del sector agroalimentario.

En plena crisis, las inversiones sectoriales de la franja superarán los 600 millones de euros este año. Todo ello en un contexto en el que la presión de las grandes cadenas de distribución representa la gran amenaza, por el estrechamiento de los márgenes de beneficio.