Según explicó el portavoz de la canciller Steffen Seibert

Alemania defiende un candidato "fuerte" al frente del BCE que podría ser alemán

El Gobierno alemán quiere que la presidencia del Banco Central Europeo (BCE) recaiga en un candidato "fuerte", que podría ser alemán, aunque reconoció que la designación del sucesor de Jean Claude Trichet se tomará en función de una base internacional, según explicó en rueda de prensa el portavoz de la canciller, Angela Merkel, Steffen Seibert.

Asimismo, Seibert informó de la existencia a primera hora del miércoles de una conversación telefónica entre la canciller germana y el presidente del Bundesbank, Axel Weber, aunque declinó cometar si esta conversación versó sobre la posible renuncia del banquero alemán a la sucesión de Trichet al frente del BCE.

La prensa alemana sugiere que, de confirmarse la renuncia de Weber, Alemania podría apostar por la candidatura del actual director del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF), Klaus Regling, aunque también comienza a sonar con fuerza el nombre del principal asesor económico de la canciller, Jens Weidmann.