Aceleración en los trámites

Licencias de actividad 'low cost' exprés en Madrid

Los permisos para abrir un negocio pueden obtenerse en 20 días.

Si usted está pensando en abrir un pequeño negocio o redecorar el que ya tiene, ahora que los expertos abogan por reinventarse para capear la crisis; olvídese de largas esperas para obtener la licencia de actividad si ésta se radica en la ciudad de Madrid. Desde el pasado 1 de abril un total de 27 entidades privadas realizan para los pequeños empresarios y emprendedores todos los trámites previos necesarios para conseguir las licencias de actividad en tiempo récord y a un menor coste. Podría decirse que ha comenzado la era de los permisos urbanísticos low cost exprés.

El Ayuntamiento de Madrid ha otorgado a 27 empresas la categoría de entidad colaboradora en la gestión de licencias urbanísticas (ECLU) con el propósito de que los ciudadanos puedan conseguir sus permisos de actividad de manera más ágil y eficaz, en plazos más cortos y, sobre todo, con menos burocracia, ya que el contacto con las dependencias municipales es mínimo.

Tramitación telemática

Atrás quedan ya los tiempos en los que los expedientes en los que se solicitaban esta clase de permisos podían llegar a tardar hasta dos años en concluir su tramitación, lo cual explicaba que los negocios emprendieran su actividad sin tener todas las certificaciones en regla. En la actualidad, eso es impensable, ya que desde que la entidad colaboradora obtiene toda la documentación necesaria del empresario, la emisión del certificado de conformidad no suele dilatarse más allá de 15 a 19 días, tal y como admite Sandra de Lorite, concejal del Área Delegada de Licencias de Actividades.

Ese certificado que emite la ECLU es el último trámite necesario para lograr la licencia, que en última instancia sigue concediendo o denegando la junta municipal correspondiente. Este ahorro de tiempo ha sido posible, sobre todo, gracias a la tramitación telemática. "El Ayuntamiento nos ha facilitado una nueva herramienta informática gracias a la cual obtenemos buena parte de la información sin desplazamientos y a un menor coste", explica Ignacio Martínez, director de EQA Licencias Urbanísticas.

De hecho, según la ordenanza municipal que regula la actividad de estas entidades, las tarifas son ahora entre un 5% y un 15% más baratas que las anteriores, cuando eran las juntas de distrito quienes tramitaban todo el proceso. Así, el coste medio para abrir un pequeño negocio que no necesite muchas obras o reformas (aquellas que no requieren proyecto técnico) se situaría entre los 300 y 500 euros, matiza Borja García-Palencia, director técnico de EQA. Este tipo de licencias (8.000 en 2009) supone el 40% de todos los permisos urbanísticos solicitados a la Corporación ese año (20.000), según el Consistorio.

A partir del 1 de abril de este año, estas empresas privadas podrán también tramitar licencias de edificios de nueva construcción, ampliaciones o reestructuraciones generales o cualquier obra que afecte a los inmuebles protegidos o catalogados del municipio. En este caso, el certificado de conformidad lo recibirán en un plazo máximo de dos meses tras lograr la documentación completa del expediente.

Más oficinas y, sobre todo, bares y cafeterías

Gracias a la labor que realizan las entidades colaboradoras y los funcionarios municipales se puede obtener valiosa información sobre qué tipo de actividades se están demandando en una coyuntura económica tan complicada como la actual.

Con los datos obtenidos hasta el 31 de diciembre pasado, EQA Licencias Urbanísticas asegura que la mayor parte de las licencias tramitadas son para la apertura de oficinas para labores administrativas y actividades de lo más variopinto y, sobre todo, bares y cafeterías. Además de facilitar todos los trámites para lograr esos permisos, las ECLU están autorizadas a realizar controles para asegurar que se mantienen las condiciones que justificaron el otorgamiento de la licencia. A partir de 2013, podrán realizar labores de control periódico en otros sectores y actividades aún por determinar. Tal y como recuerdan los responsables municipales, los ciudadanos pueden elegir entre las 27 entidades colaboradoras la que más les interese bien por precio o por cercanía. Son empresas que deben cumplir con unos rigurosos requisitos para garantizar el correcto desarrollo de sus funciones, medido en términos de objetividad, imparcialidad, eficacia, celeridad y transparencia. Estas fuentes recuerdan que la ordenanza municipal que regula su actividad establece que deben suscribir los correspondientes seguros por responsabilidad civil. La Agencia de Gestión de Licencias del ayuntamiento ha tramitado de abril a diciembre pasados 1.581 certificados de conformidad.

Algunos ejemplos. Lo más demandado

Implantación de actividad de oficina sin obras: 385 euros.

Obras de acondicionamiento en oficina (300 metros cuadrados) que no implican modificación de actividad: 270 euros

Obras de acondicionamiento en oficina (300 metros cuadrados) que no implican modificación de actividad + obras exteriores (colocación de banderín): 270 +115 euros.

Obras de acondicionamiento en oficina que sí implican modificación de actividad + obras exteriores (colocación de banderín): 575 euros.