_
_
_
_
_
Casi 22.200 millones eran dudosos

La exposición de la gran banca al ladrillo ascendía a 130.000 millones en 2010

La cinco grandes entidades financieras españolas -Santander, BBVA, La Caixa, Banco Popular y Caja Madrid (Banco Financiero de Ahorros)- tenían al cierre de 2010 una exposición al sector de la promoción y la construcción valorada en casi 130.000 millones de euros.

Según los datos publicados por las entidades españolas, del total de la exposición (130.000 millones), casi 22.200 millones de euros eran dudosos, es decir, llevaban 90 días de impago. Además, los inmuebles adjudicados y adquiridos por estas entidades podría superar los 23.000 millones de euros.

El sector bancario español ha hecho público, previa exigencia del Banco de España, un informe pormenorizado de su exposición al riesgo con el sector inmobiliario. Este ejercicio, según el supervisor, ayudará a despejar las dudas que existen sobre el sistema financiero español antes de que se publiquen las nuevas pruebas de resistencia de la banca a nivel europeo.

El Grupo Santander, que presentó sus resultados anuales esta semana, explicó que la cartera crediticia del banco en España ascendía a 235.993 millones de euros, de los que 27.334 millones han tenido como finalidad la financiación de actividades inmobiliarias.

Por tanto, sólo un 12% de la cartera de créditos en España está vinculada con la actividad inmobiliaria y equivale a un 3,7% de la cartera crediticia del Grupo. De dicha cartera de créditos inmobiliarios -27.334 millones-, 4.636 millones están clasificados como morosos, lo que supone una tasa de morosidad del 17%. Adicionalmente, otros 4.932 millones están clasificados como "subestándar", lo que significa que aún estando al corriente de pago han sido considerados así por el Banco de España en virtud del sector económico.

En este sentido, el deterioro de este sector ha llevado a que el Grupo se haya adjudicado o adquirido inmuebles procedentes de financiaciones por importe de 7.509 millones de euros.

Por su parte, el BBVA informó que a 31 de diciembre de 2010, el riesgo contraído con el sector promotor en España ascendía a 16.608 millones de euros, de los que 3.543 millones eran dudosos. De esta última cifra, un 32% está al corriente de pago (dudosos subjetivos).

En el caso del banco fruto de la fusión entre Caja Madrid, Bancaja y otras cinco entidades de menor tamaño, Banco Financiero de Ahorros, el saldo total de financiación concedida destinada a construcción y promoción inmobiliaria alcanzó los 41.280 millones de euros, con una tasa de morosidad del 18%.

El saldo de inmuebles adjudicados y adquiridos en balance del Banco Financiero y de Ahorros totaliza 7.402 millones de euros, cuya cobertura excede el 33%.

En el caso de La Caixa, su exposición al ladrillo alcanzó el año pasado casi los 26.300 millones de euros, de los que más de 4.000 eran dudosos.

Del mismo modo, el Banco Popular, que fue el último en presentar los resultados, anunció que la exposición de la entidad al sector inmobiliario alcanzó en 2010 los 17.840 millones de euros, lo que supone 18% del total de la cartera crediticia. La tasa de morosidad de estos créditos alcanza el 14,5%.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Más información

Archivado En

_
_