La city

Lehman: el Banco del Mal

Las películas de dibujos animados ya no son lo que eran. Los dulces pajarillos que ayudaban a Blancanieves a vestirse están demodé. La tendencia que han marcado Pixar, Dreamworks y compañía es hacer trabajos de animación que entretengan tanto a niños como a mayores. Buen ejemplo es Toy Story 3, el éxito más taquillero de 2010, con críticas estupendas por parte de los cinéfilos más serios. Uno de los nuevos jugadores en esta industria es Illumination Entertainment, que con su primer film, Gru, mi villano favorito, ha recaudado 500 millones de dólares en todo el mundo, partiendo de un presupuesto de 69 millones. Uno de los guiños para adultos más divertidos de la película es cuando aparece el rótulo del Banco del Mal, y en la parte inferior del cartel se puede leer: Antiguo Lehman Brothers.