En 2009 ganó 436 millones de dólares

La compañía mexicana Cemex perdió 1.301 millones de dólares en 2010

La compañía mexicana Cemex, una de las tres mayores productoras de cemento del mundo, registró una pérdida neta de 1.301 millones de dólares en 2010, en comparación con los 436 millones de dólares que ganó en 2009, informó hoy la empresa.

Cemex, que presentó en términos anuales retrocesos en casi todos sus indicadores, explicó que la caída en sus beneficios en el cuarto trimestre de 2010, periodo en el que perdió 581 millones de dólares, se debió "a una menor ganancia cambiaria durante el trimestre y a un incremento en el impuesto sobre la renta en 2010 comparado con una contribución positiva durante el cuarto trimestre del 2009".

La firma, con sede en la ciudad de Monterrey, señaló que su beneficio bruto alcanzó en 2010 los 3.943 millones de dólares, un 8 por ciento inferior a lo registrado en el mismo lapso del año anterior.

Entre enero y diciembre, el beneficio antes de impuestos, depreciación e intereses (EBITDA) ascendió a 2.314 millones de dólares, lo que supuso una caída del 13% respecto a los 2.657 millones del mismo lapso del año anterior.

Sin embargo, en el cuarto trimestre el Ebitda aumentó un 2% y alcanzó los 482 millones de dólares, a causa de "una mayor contribución" de sus operaciones en México y Egipto, así como a las iniciativas de reducción de costos adoptadas por la firma. En tanto, las ventas de Cemex en 2010 disminuyeron 3%, y se situaron en 14.069 millones de dólares.

Las ventas de la multinacional mexicana cayeron un 12% en Estados Unidos; 11% en Europa, 1% en África y Medio Oriente, se mantuvieron estables en América Central, del Sur y del Caribe, y subieron un 10% en México y un 9% en Asia.

La deuda total de la cementera se situó en 16.409 millones de dólares, lo que representa una disminución de 374 millones en 2010, frente al mismo periodo del año pasado. El 3% es de corto plazo y el resto, de largo plazo.

Cemex, que opera en más de 50 países, firmó el año pasado un acuerdo para suministrar 500.000 toneladas de cemento para la construcción del tercer juego de esclusas del Canal de Panamá y ganó un contrato para vender 350.000 metros cúbicos de hormigón para una planta de energía en Hamburgo (Alemania).