Invertirá 360 millones de euros

Mango empieza a construir su nuevo parque logístico tras una década de trámites

Mango iniciará este mes de febrero la construcción de su proyecto de parque logístico en Lliçà d'Amunt (Barcelona), cuyas obras de urbanización durarán cinco años incluyendo la construcción de la nave principal del parque, ha informado la multinacional textil este jueves.

El proyecto, que se prevé finalizar en diez años, empezó en 1999 con la adquisición de más de 1,2 millones de metros cuadrados en la zona de Can Montcau y cuenta con una inversión de 360 millones de euros.

En declaraciones a Europa Press, el director general de Mango, Enric Casi, ha explicado que la demora de más de una década ha sido consecuencia de una "cuestión de trámites administrativos y no por gusto", ya que el proyecto ha tenido que pasar la supervisión de tres gobiernos municipales hasta conseguir la aprobación de este último.

Mango ha cedido 294.095 metros cuadrados de los más de 1,2 millones al Ayuntamiento de Lliçà d'Amunt, mientras que la marca dispondrá de 330.000 metros cuadrados, de los que 280.000 se destinarán a uso industrial e incluyen el centro logístico, mientras que otros 60.000 metros cuadrados se dedicarán a hoteles y cines, entre otros servicios.

A su vez, de estos 60.000 metros cuadrados, 10.000 servirán para construir una zona 'outlet' con otras marcas.

Por otra parte, el resto de metros cuadrados están destinados, según Casi, a bosques, viales y zonas verdes para el municipio.

Ha destacado la necesidad de este parque logístico a causa del crecimiento de aperturas de la multinacional -prevé abrir 500 tiendas en 2011-, ya que desde este centro logístico se distribuirá la ropa a los más de 1.700 establecimientos repartidos en 102 países donde Mango está presente a excepción de China, donde la compañía ya cuenta con un centro logístico local.