Yoigo y Orange, en móvil, fueron las favoritas

Más de 6,6 millones de clientes fueron infieles a su 'teleco' fija o móvil en 2010

El año 2010 pasará a la historia como uno de los más competitivos de la historia de las telecomunicaciones, tanto en banda ancha como en telefonía móvil. Más de 6,6 millones de clientes cambiaron de operador y se fueron con otro de la competencia. En ADSL, los preferidos fueron Jazztel y Vodafone, mientras que en móvil ganaron Orange y Yoigo.

Cuando la operadora sueca Tele2 entró en el mercado español se sorprendió de la resistencia de los clientes nacionales a cambiar de compañía y a dejarse tentar por mejores precios de la competencia. Tele2 está ahora dentro de Vodafone, en parte porque este comportamiento se ha mantenido invariado durante años. Pero la crisis global ha puesto fin al inmovilismo. Cada vez más, los usuarios españoles de banda ancha y móvil saltan de operador en operador en busca de mejores precios, de más velocidad o de un terminal de tercera generación.

Y 2010 ha sido un año récord en este sentido. Según los datos de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) publicados ayer, el año pasado fueron más de 6,6 millones de clientes los que abandonaron a su operador tradicional y se llevaron su número de teléfono fijo o móvil a la competencia, lo que se conoce como portabilidad. El mayor número se dio en móvil -4,83 millones de infieles-, porque hay muchas más líneas celulares -el año cerró con 54,37 millones-, mientras que en fijo fueron 1,8 millones. Aunque la portabilidad en telefonía fija se mide a través de la línea física tradicional, la gran mayoría de estos cambios son de clientes de banda ancha, que buscan un ADSL más barato, más velocidad o más calidad.

Según las cifras de la CMT, fueron las operadoras alternativas de ADSL -Jazztel, Vodafone y Orange- las que más atrajeron a los usuarios. Más allá de la portabilidad, entre las tres se hicieron con más de medio millón de nuevos usuarios -la suma de clientes portados y altas- y fueron las únicas que aumentaron su cuota de mercado. Jazztel fue la que más creció, seguida de Vodafone. Telefónica, en cambio, ha perdido cuota, tras captar poco más de 200.000 abonados en 2010, menos de uno de cada cuatro. Las operadoras de cable también redujeron su peso en el terreno de la banda ancha, con solo 87.000 altas.

Los pequeños ganan a los grandes

Telefónica también sufrió el efecto de la competencia en el negocio de la telefonía móvil durante el año pasado. Es la única operadora que termina 2010 con menos clientes de los que tenía doce meses antes, según los datos del regulador. Pierde 66.700 usuarios y reduce 1,3 puntos su cuota de mercado.

El segundo por tamaño, Vodafone, ganó casi 120.000 nuevos abonados. Pero el mercado creció en 1,48 millones de usuarios, así que Vodafone solo se hizo con ocho de cada cien, una proporción que le ha hecho perder cuota.

También cede posiciones Orange, aunque de forma muy ligera. Entre las grandes es la que mejor lo ha hecho, con casi 250.000 nuevos usuarios en un año y el segundo puesto en portabilidad, lo que significa que la mayoría de sus clientes vienen de otras operadoras, sobre todo de Telefónica y Vodafone.

Sin embargo, el éxito rotundo es para Yoigo. De todos los clientes que ha movido el móvil en 2010, la mitad se fue con ella. Logró 805.000 altas, lo que le ha permitido rozar el 4% de cuota de mercado. Los virtuales, por último, sumaron 377.000 abonados, pero es que entre todos son casi una veintena. Varias de estas firmas presentarán una demanda ante la CMT contra las grandes operadoras por supuestas prácticas abusivas.

El mercado se mantiene al alza, salvo en telefonía fija

2010 no será recordado como el mejor año en telecos, pero la buena noticia es que no es el peor que ha habido. La crisis se ha dejado notar en todos los segmentos, aunque solo uno, la telefonía fija, ha tenido una evolución netamente negativa.

Al igual que sucedió en 2009, las empresas y los particulares han reducido su consumo de telefonía fija y bastantes han cancelado su línea. De ahí que el parque total se reduzca, después de que hayan desaparecido 112.729 conexiones en 2010.

En banda ancha y en móvil, en cambio, ha habido crecimiento. En doce meses, los accesos a internet añaden 816.415 clientes, una cifra que está lejos de los mejores registros de 2005 o 2006, pero que es superior a la de 2009. En móvil pasa lo mismo. Son 1,48 millones de nuevos clientes. El número es inferior a los cinco millones de 2001, pero mejor que los 1,4 millones de 2004.