Reafirma su solvencia

Kutxa destaca que el 98,8% de su crédito a la vivienda tiene garantía hipotecaria

La Caja Gipuzkoa San Sebastián ha destacado su solvencia, con un Core Tier I del 10,82% en el peor escenario de stress test del CEBS, lo que le sitúa como tercera entre las 27 entidades de crédito españolas, al tiempo que ha destacado que un 98,89% del crédito concedido a hogares para la adquisición de vivienda cuenta con garantía hipotecaria.

Kutxa ha trasladado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores CNMV un informe que resume sus ratios clave, en respuesta a la propuesta de transparencia solicitada por el Banco de España a las entidades financieras.

El documento presentado arranca con una síntesis del Plan BAI, Plan Estratégico de la Caja para el periodo 2009-2011, y recoge las calificaciones que le han asignado las agencias de rating S&P y Fitch, A/Negative/A-1 y A-/Negative/F2, respectivamente.

Además, se recogen los ratios de activos, un 75,5% con garantía real y de un 85,5% en préstamos residenciales, así como los de solvencia, situándose el Core Tier I en 12,51% en el segundo trimestre del pasado año.

En el peor escenario de stress test del CEBS, el Core Tier I de la Caja es del 10,82 por ciento, también en el segundo trimestre del año, el 14 entre las 91 entidades analizadas y el tercero entre las 27 entidades de crédito españolas.

El Ratio BIS es del 13,42% y el RR PP sobre balance del 10,82%, lo que sitúa a Kutxa como primera caja del Estado. En lo que respecta a liquidez, Kutxa dispone del tercer menor ratio de financiación mayorista sobre balance en el sector, un 15,6% a octubre de 2010 y el ratio de liquidez estructural es del 65,43% en el tercer trimestre de 2010.

La caja, con 349 sucursales y un total de 2.361 empleados, detalla en el capítulo de riesgos y exposición inmobiliaria de su informe que el 11,21% del crédito a la clientela corresponde a financiación a la construcción y promoción inmobiliaria.

El crédito registrado por las entidades del grupo suma un importe bruto de 1.713,9 millones de euros, de los cuales 322,5 millones corresponden a Créditos en Banco Madrid, de los cuales dudosos 204 millones, del resto dudosos 440,9 millones y substándar 320,3. Los activos fallidos suman 12,8 millones.

De la financiación destinada a la construcción y promoción inmobiliaria, la caja presenta 452 millones de crédito sin garantía hipotecaria y 1.262 con garantía. El total alcanza los 1.713,9 millones. En este apartado, el total de crédito a la clientela excluidas las administraciones públicas, negocios en España, alcanza los 15.244,1 millones de valor contable y el total activo consolidado los 20.906 millones.

En cuanto al crédito a los hogares para la adquisición de vivienda, Kutxa señala que el 98,89% de ese crédito tiene garantía hipotecaria y que el 2,55% de su total está en dudoso y de ese importe el 99,99% tiene garantía hipotecaria.

La información dedicada a este epígrafe afirma que el 88,66 por ciento del crédito concedido a los hogares para la adquisición de vivienda, con garantía hipotecaria, tiene un ratio LTV 80% y una morosidad del 1,78%.

Además, el documento hecho público por Kutxa recoge que la entidad tiene una sólida base de depósitos de clientes (67,5%) lo que le permite una baja dependencia de la financiación mayorista. El crédito a la clientela asciende a 17.506,5 millones de euros y las participaciones 505,2 millones. Las fuentes de Financiación estables de la caja suman 17.384,4 millones de euros.

El patrimonio neto de la caja representa un 12,2% de sus fuentes de financiación estables, las cédulas hipotecarias un 14,4% y las titulizaciones vendidas a terceros un 4,7%.

Vencimientos

En referencia a la emisión de cédulas hipotecarias por importe de 700 millones de euros realizada con éxito en noviembre de 2010, Kutxa asegura que tiene así capacidad de hacer frente a sus vencimientos "muy holgadamente".

Asimismo, señala que tiene una estructura de vencimientos mayoristas diversificada y sin vencimientos significativos en el medio plazo. Los activos líquidos se fijan en 2.249 (valor nominal) y 1.581 (valor de mercado y recorte BCE) de los que 27,8 millones corresponden a deuda de las administraciones públicas centrales. La capacidad de emisión es de 4.724,8 millones.