El 'core capital' alcanza el 7,21%

El Banco de Valencia gana un 49,1% menos que en 2009

El Banco de Valencia ha registrado un beneficio neto de 67,1 millones de euros en 2010, lo que supone un descenso del 49,1% respecto al ejercicio anterior, según ha señalado en rueda de prensa el presidente de la entidad, José Luis Olivas.

Olivas ha destacado que han alcanzado el 93,1% de cobertura de la morosidad, incluyendo las garantías hipotecarias, y que "solo una cuarta parte de la cartera morosa del banco no tiene garantía hipotecaria".

El ratio de mora se ha situado en el 5,87%, "en línea con el último dato conocido de la banca, el 5,82% a finales de noviembre", ha señalado.

Además de las dotaciones prescritas por el Banco de España, han destinado 58 millones de euros al saneamiento de las participadas del banco, ante "eventuales circunstancias desfavorables".

Por su parte, el 'core capital' ha alcanzado el 7,21% a cierre de ejercicio, con un incremento de 36 puntos básicos, mientras que el superávit de recursos propios supera los 366 millones.

A 31 de diciembre, el margen bruto ha descendido un 21,14% respecto a 2009, hasta los 418,9 millones de euros; su margen de explotación ha disminuido un 31,39%, fijándose en 237,4 millones; y su margen de interés ha caído un 29,41%, hasta situarse en los 273,9 millones de euros, frente a los 388,1% de 2009.

En cuanto a la evolución del negocio, se han superado los 36.800 millones de euros de volumen de negocio, con un incremento interanual del 0,84%, mientras el crédito a la clientela se ha mantenido "prácticamente estable", alcanzando los 18.450 millones de euros, con un incremento del 0,05% respecto a 2009.

Por su parte, los depósitos de la clientela han crecido un 5,04%, hasta los 13.162 millones y las operaciones fuera de balance -fondos de inversión, gestión de patrimonios y previsión- superan los 1.082 millones, con un incremento del 29,68% en 2010. José Luis Olivas también ha explicado que el ratio de eficiencia se mantienen en torno al 40%. DIVIDENDO DE 0,055 EUROS

Por otro lado, el consejo de administración de la entidad ha aprobado proponer a la próxima junta general ordinaria, que se celebrará el próximo 26 de marzo, un reparto de prima de emisión en acciones parejo en cantidad al abonado en marzo de 2010 como dividendo complementario con cargo al ejercicio 2009, que fue de 0,055 euros. Además, propondrá la tradicional ampliación de capital gratuita de una acción nueva por cada 50 antiguas.

Olivas, tras el Consejo de Administración y acompañado por el consejero delegado de la entidad, Domingo Parra, ha destacado que el ejercicio 2010 "no ha sido favorable para la acción del Banco de Valencia, que ha cosechado una minusvalía del 38,3%".

Preguntado por las previsiones para 2011, el presidente del Banco de Valencia ha manifestado que el "objetivo fundamental" de la entidad es "reforzar el balance del banco con dotaciones provisionales" y que esto "importa más" que los resultados.

"Lo más razonable y lo que más conviene al accionista y al banco es fortalecer el balance de la entidad", ha resaltado Olivas, quien ha señalado que se desconoce "cuánto se van a prolongar" los actuales "momentos difíciles".

Podrían cerrar una decena de oficinas más

Respecto al posible cierre de oficinas, Olivas y Parra han explicado que durante 2010 se cerró una sucursal y que otras cuatro se cerrarán este mes de enero. Asimismo, han indicado que, en la actualidad, hay entre diez y doce oficinas "en seguimiento", de modo que, "en función de cómo evolucionen", se decidirá mantenerlas abiertas o no.