HTC Desire HD: Internet en la palma de tu mano

HTC ha sido uno de los fabricantes protagonistas del 2010, y es que su aportación al mercado de los teléfonos inteligentes ha sido constante, con especial atención los equipados con el sistema operativo de Google, Android. Una de sus últimas creaciones, el HTC Desire HD, se ha convertido en una de las referencias del sector.

HTC, uno de los fabricantes protagonistas de 2010
HTC, uno de los fabricantes protagonistas de 2010

Terminales con pantallas de mayores dimensiones y con potencia, mucha potencia. Esta es la dinámica por la que han optado los principales fabricantes de smartphone que quieren colocar sus modelos de alta gama en lo más alto y el HTC Desire HD es un muy buen ejemplo. Nacido para reemplazar al exitoso HTC Desire, porta un display de 4,3 pulgadas, impresionantes cualidades multimedia, una interfaz gráfica HTC Sense mejorada y Android 2.2 Froyo. Estas son algunas de sus credenciales para convencer al gran público.

Análisis externo

No hay duda de que el HTC Desire HD puede presumir de una imagen muy atractiva. Es innegable que porta el ADN de la marca en cada milímetro de su cuerpo. La taiwanesa ha optado de nuevo por una carcasa unibody de aluminio que ofrece una resistencia superior al plástico y, de paso, nos regala una estética moderna y elegante. A pesar de ser un terminal de considerables dimensiones (123 x 68 x 11.8 milímetros) la ergonomía no se ve penalizada, aunque el peso se eleve hasta los 164 gramos. Esta envergadura se la debemos a una pantalla LCD capacitiva de nada menos que 4,3 pulgadas, con una resolución de 800 x 480 píxeles y una profundidad de 262.000 colores. Un elemento que pasa a convertirse en protagonista indiscutible del teléfono.

Alarde tecnológico

Si la estética impresiona a primera vista, no lo es menos el potencial que guarda en su interior. El HTC Desire HD presume de un procesador Qualcomm Snapdragon QSD8255 de 1GHz que lo catapulta a las primeras posiciones en cuanto al rendimiento se refiere. Además, es uno de los dispositivos con mayor cantidad de memoria RAM con 768MB, lo que se traduce en fluidez del sistema en todo momento, sin mostrar fatiga un solo instante con la multitarea, permitiendo ejecutar a un buen número de aplicaciones en segundo plano sin problemas. El sistema de almacenamiento está basado en una memoria interna de 1,5GB con el apoyo de tarjetas de memoria de hasta 32GB, suficientes para dar rienda suelta a una de sus facetas más destacadas, el apartado multimedia. A nivel de conectividad tampoco podemos reprocharle nada. Tenemos ante nosotros un terminal capaz de conectar a redes HSDPA (14,4 Mbps) y dispone de una conexión inalámbrica WiFi N, compatible con el estándar DLNA. Por supuesto, trae Bluetooth 2.1 con A2DP y GPS con soporte A-GPS. Cierran este apartado las conexiones físicas micro USB y jack de audio de 3,5 milímetros. Si lo que te llama la atención de los actuales smartphone es la cámara de fotos, debes saber que el HTC Desire HD monta un sensor de ocho megapíxeles, con enfoque automático, geoposicionamiento, doble flash LED y un buen puñado de funciones por software como la detección de rostros. Respecto al vídeo, sigue mostrando su condición de atleta al grabar en alta definición o HD, con una calidad de 720p. Para terminar con sus especificaciones, la batería tiene una capacidad de 1230mAh. Los tiempos de autonomía anunciados por el fabricante son de nueve horas en conversación (cinco y media bajo cobertura 3G) y hasta 490 horas en espera (420 con cobertura 3G).

Multimedia y navegación por Internet

Si de algo disfrutaremos con el HTC Desire HD en mano será en el apartado multimedia y navegación web, actividades condicionadas por las generosas dimensiones de la pantalla. Con su reproductor multimedia podremos visualizar todo tipo de contenidos, tanto audio como vídeo, en especial éste último ya que el terminal es capaz de reconocer los códec DivX y XviD, entre otros. Además, la experiencia de usuario se ve potenciada por los efectos de sonido proporcionados por la tecnología Dolby Mobile y SRS Sorround. También contamos con las ventajas del DLNA para acceder al contenido de otros dispositivos conectados a una misma red inalámbrica WiFi.

La pantalla multitouch de 4,3 pulgadas promete llevarnos a otra dimensión en la tarea de navegar por la Red. La sensibilidad del panel táctil y la pasmosa agilidad del navegador para cargar y hacer scroll por las páginas harán que sea una delicia para el usuario. No debemos olvidar que la experiencia es completa, puesto que viene de serie con Flash 10.1, un complemento que permite visualizar todo el contenido embebido en la web, tal como vídeos y animaciones. Será como si estuviéramos delante del PC.

Android y HTC Sense, una combinación ganadora

HTC se unió comercialmente a Android y desde entonces las ventas de la marca se han disparado. La combinación del sistema operativo de Google junto a la interfaz gráfica de la compañía ha creado un producto realmente atractivo. La capa aplicada por los taiwaneses complementa al ya de por sí funcional Android (con un ecosistema de aplicaciones enorme) añadiendo una estética más vistosa e incluso servicios de valor añadido. Con la última versión de esta interfaz, presentada por HTC en septiembre, la nube tiene mayor peso ya que a través de HTCSense.com se han integrado servicios para interaccionar entre PC y smartphone, mediante el acceso a Internet. Por poner algún ejemplo, desde el PC podremos localizar el terminal en Google Maps, mandar SMS de advertencia en caso de robo o como medida extrema, bloquear y/o resetear el teléfono para salvaguardar la información privada almacenada.

Más información en Movilzona