Benita Ferrero-Waldner ya asesora a Gamesa

FCC contrata a la ex Comisaria de Exteriores de la UE para el consejo de Alpine

Benita Ferrero-Waldner, ex comisaria europea de Asuntos Exteriores y de Comercio hasta febrero de 2010, ha fichado por el grupo español FCC. La política conservadora austriaca, con amplia experiencia en relaciones internacionales, formará parte del consejo de supervisión de la constructora Alpine, cabecera de FCC en Centroeuropa.

Benita Ferrero Waldner
Benita Ferrero Waldner

Consejera de Gamesa, de la reaseguradora Munich RE, asesora del arquitecto Norman Foster y ahora miembro del consejo de supervisión de la constructora austriaca Alpine. Así es la nueva carrera de la ex comisaria europea de Asustos Esteriores y Comercio, Benita Ferrero-Waldner, tras dejar la Comisión Europea, en la que tuvo cargos de alta responsabilidad entre noviembre de 2004 y febrero de 2010.

Esta conservadora que llegó a disputar la presidencia de Austria en 2004 ha sido contratada por el grupo español FCC, según ha decidido esta tarde el consejo de administración, para reforzar el consejo de supervisión de su brazo contructor en Centroeuropa, la citada Alpine.

Benita Ferrero-Waldner es Doctora en Derecho, ocupó en la Comisión Europea las citadas carteras de Relaciones Exteriores y Política Europea de Vecindad y, al final de su etapa, Comercio. Además, fue Ministra Federal de Asuntos Exteriores de Austria, Secretaria de Estado para Asuntos Exteriores y Cooperación para el Desarrollo, Jefa de protocolo de la ONU y Diplomática de su país.

FCC 11,10 0,54%

"El Consejo de Administración de FCC considera que la experiencia y el conocimiento acreditados por Ferrero-Waldner durante su brillante carrera diplomática, su experiencia de gobierno y su visión del proceso de construcción de la Unión Europea pueden aportar mucho valor para el crecimiento de Alpine", cita FCC a través de un comunicado.

Alpine, con sede social en Salzburgo (Austria) y presencia en 30 países, factura 3.200 millones de euros al año y tiene en nómina a 14.000 trabajadores. La entrada de FCC en su capital se produjo en 2006, cuando la española toma el control y arranca un proceso de modernización de la empresa.