Asegura que cumple los requisitos del Gobierno

El Grupo BBK tiene 3.574 millones en créditos a promotores, el 45% dudosos

El Grupo BBK tiene, tras la integración de Cajasur el pasado 1 de enero, 3.574 millones de euros en créditos concedidos a promotores, de los cuales 1.621,5 (el 45%) son dudosos al tener una mora superior a los 90 días.

Según ha informado hoy la entidad a la CNMV, en respuesta a la petición de información pormenorizada sobre el crédito inmobiliario realizada a todas las entidades por el Banco de España, la BBK considera "identificada, aflorada y dotada" su exposición al riesgo promotor.

La entidad vizcaína señala que, de esos 3.574 millones en créditos a promotores y constructores, en situación normal están 1.064,8 millones, 1.621 millones son dudosos y los otros 888,1 millones son "subestándar", que se define como riesgo de los activos "no adecuadamente documentados".

Casi la totalidad de esos créditos problemáticos con el sector residencial proceden de Cajasur, en concreto 1.502,3 millones en prestamos "dudosos" y 598,1 millones en los "subestándar".

De todo este crédito a promotores y constructores, 3.194,8 millones (89,4%) tienen garantía hipotecaria, frente a 379,6 millones que no la tienen.

En cuanto a los créditos con garantía hipotecaria, en 1.501 millones la garantía son edificios ya terminados, en otros 705,4 millones son edificios en construcción y en 987,6 millones es en suelo, de los cuales 984,7 corresponden a terrenos urbanizados.

El Grupo BBK destaca que su cartera de crédito al sector residente se distribuye entre un 62,5% de créditos a particulares (de los que sólo son dudosos el 2,5%) y un 36,5% de préstamos a promotores y constructores, un porcentaje inferior a la media de las cajas (49,1%) y de los bancos (59,5%).

En cuanto a la exposición al sector constructor, es del 18,3% de la cartera del Grupo BBK, también inferior a la media del sector.

La caja vizcaína asegura que el core capital del grupo a 1 de enero era del 10,1% y el Tier 1 del 10,5 por ciento, "por encima de los planteamientos más exigentes anunciados por el Gobierno", y recalca que no tiene ayudas del FROB que devolver, que las pérdidas de Cajasur ya están dotadas y que tiene un "exceso de capital" de 2.050 millones tras la integración de la entidad cordobesa.

Admite que con la incorporación de Cajasur el ratio de mora de BBK ha subido del 2,57 al 9,03%, pero que se mantiene dotada la provisión genérica al máximo legal posible (125% de la perdida inherente) con 418 millones.

Respecto a la financiación del grupo, el 68% corresponde a depósitos minoristas y su financiación mayorista tiene "cómodos vencimientos", además de contar con liquidez (en activos líquidos, renta variable, avales del Estado para emitir deuda y capacidad de emisión de cédulas hipotecarias) para cubrir los vencimientos "hasta más allá" de 2017.