Abandonan los números rojos

United y US Airways cierran 2010 con ganancias

Las aerolíneas United Continental y US Airways lograron dejar atrás las pérdidas sufridas en 2009 y durante el año pasado acumularon beneficios de 854 y 502 millones de dólares, respectivamente, gracias a aumentos en los ingresos que, en ambos casos, superaron los dos dígitos (más del 10%).

United Continental, la mayor aerolínea del mundo, informó hoy de que la combinación de ambas aerolíneas cerró 2010 con una ganancia neta de 854 millones de dólares (2,35 dólares por acción), frente a las pérdidas de 718 millones (2,51 dólares) acumuladas en 2009.

Sin embargo, sólo en el cuarto trimestre, esta compañía vio aumentar las pérdidas en 22,2%, ya que pasaron de 266 millones de dólares (0,85 dólares por acción) en la recta final del 2009, a 325 millones (1,01 dólares) en los últimos tres meses de 2010.

Ese empeoramiento se debió a los gastos derivados de la fusión de ambas entidades, que en 2010 acordaron unir fuerzas y convertirse en la mayor aerolínea del mundo. De no haber tenido que anotar esos y otros gastos extraordinarios, habría ganado 160 millones de dólares (44 centavos por acción).

Pero lo que más satisfizo a inversores y analistas fue constatar que sus ingresos trimestrales aumentaron el 15% hasta 8.433 millones de dólares, y los de todo el año un 18,9% hasta 34.013 millones.

"Gracias al duro trabajo de mis compañeros, hemos logrado un cuarto trimestre rentable, si se excluyen cargos extraordinarios, en lo que tradicionalmente es un trimestre débil", dijo el presidente de United Continental, Jeff Smisek, al presentar los resultados.

Añadió que, aunque la firma está inmersa en el proceso de integración de ambas aerolíneas, "nunca ha perdido el objetivo de llevar bien el negocio" y anunció el reparto de 224 millones de dólares entre sus trabajadores por el día de San Valentín para compartir beneficios con su plantilla.

Al igual que su competidora, US Airways, que es la quinta mayor aerolínea estadounidense, también anunció hoy que logró dejar atrás las pérdidas de 205 millones de dólares (1,54 dólares por título) acumuladas en 2009, para cerrar el año pasado con una ganancia neta de 502 millones (2,61 dólares).

Incluso, logró cerrar un cuarto trimestre rentable -el primero desde 2006-, con un beneficio de 28 millones de dólares (17 centavos por acción), frente la pérdida de 79 millones (49 centavos) en los últimos tres meses de 2009.

Esta aerolínea incrementó también su facturación en más de dos dígitos, tanto en el conjunto del año como enel cuarto trimestre, lo que le permitió compensar los gastos derivados del encarecimiento del combustible, variable que preocupa especialmente a los analistas.

En todo el año US Airways facturó 11.908 millones de dólares, un 13,9% más que en 2009, y en el cuarto trimestre acumuló ingresos de 2.907 millones, un 10,7% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior.

"2010 ha sido un gran año para US Airways, incluido el segundo mayor beneficio de nuestra historia una vez excluidas partidas extraordinarias", aseguró hoy al presentar sus cuentas el presidente y consejero delegado de US Airways, Doug Parker.

Las cifras desveladas por dos de las mayores aerolíneas del país superaron las previsiones de los analistas y fueron bien recibidas en la Bolsa de Nueva York, donde hoy subían más del 7% las acciones de US Airways y del 6% las de United.

Como el resto del sector, estas dos compañías sufrieron un entorno complicado en 2008 y 2009, cuando sus negocios se vieron resentidos por la crisis económica internacional.

"US Airways tomó medidas decisivas para afrontar aquellos retos, como la reducción de capacidad, creación de nuevas vías para generar ingresos y control de gastos", entre otras iniciativas, explicó Parker. "Ello, junto a la mejora del entorno económico en 2010, han recolocado a US Airways en la senda de la rentabilidad sostenible".

De la lectura de estas cuentas, los analistas dedujeron que las aerolíneas han sido capaces de ir incrementando los ingresos a medida que la recesión va pasando y los usuarios aumentan sus viajes y envíos de mercancías por avión.

Sumado a los recortes de capacidad aplicados durante la época de recesión, aumentan la rentabilidad de las empresas del sector, que, sin embargo, ahora afronta el reto de continuar así pese al progresivo encarecimiento del combustible, que es uno de los mayores costes de las aerolíneas.