Hasta 641 millones de euros

La recaudación por el impuesto de matriculación cayó casi un 10% en 2010

El Estado recaudó el pasado año 641,5 millones de euros en concepto de impuesto de matriculación, lo que supone una reducción del 9,43% en comparación con los 708,3 millones de euros contabilizados en 2009, según datos de la Agencia Tributaria.

Este descenso de la recaudación por impuesto de matriculación, gravamen transferido a las comunidades autónomas, contrasta con el leve repunte del 3,1% que registraron las matriculaciones de automóviles, hasta situarse en 982.015 unidades.

Fuentes del sector explican que esta circunstancia obedece a la orientación de la demanda hacia coches más pequeños y más eficientes, con menores emisiones de CO2 y, por tanto, sujetos a tipos más bajos o incluso exentos del impuesto de matriculación.

Coches más limplios

De hecho, las emisiones medias de los automóviles comercializados el pasado año en el mercado español se situaron en 139 gramos de CO2 por cada kilómetro recorrido, con un descenso del 3,5% respecto a los 144 gramos por kilómetro contabilizados en 2009.

Los datos de la Agencia Tributaria ponen de manifiesto que cada automovilista pagó en 2010 una media de 733 euros por su coche nuevo en concepto de impuesto de matriculación, cifra inferior a los 790 euros de media abonados en 2009.

Coches más caros

Por otro lado, el precio medio de los automóviles después de impuestos alcanzó en 2010 los 16.530 euros, lo que representa una subida del 1,47% si se compara con los 16.247 euros correspondientes al ejercicio precedente.

La base imponible declarada por el total de los automóviles comercializados en 2010 sumó 13.825,7 millones de euros, cantidad muy similar a la contabilizada en el año anterior, que ascendió a 13.854,1 millones de euros.