El ejecutivo incluye más garantías judiciales

El Gobierno pacta con el PP la aprobación de la 'ley Sinde'

La 'ley Sinde' será finalmente aprobada en el Senado tras sellar un acuerdo el Gobierno y el PP. El ejecutivo ha reforzado para ello las garantías judiciales para el cierre de páginas web 'piratas' y ha aceptado una revisión del canon digital en un plazo de seis meses

Tras unas duras negociaciones, Gobierno y PP se han puesto de acuerdo para votar a favor de la ley Sinde en el Senado, según han confirmado a CincoDías fuentes conocedoras del proceso. El pacto se selló después de que el Gobierno incluyera en el texto más garantías judiciales en todo el proceso y se comprometiera a revisar el canon digital en un plazo máximo de seis meses para adaptarlo a la sentencia del Tribunal de Justicia de Luxemburgo. Este calificó hace unos meses de "indiscriminada" la forma en que se aplica dicho gravamen en España, ya que las personas jurídicas y las Administraciones deben quedar exentas de pagarlo.

Según el texto pactado, el juez no solo intervendrá cuando haya que ejecutar el cierre de una página web, tal y como estaba contemplado en su redacción actual, sino también en la primera fase. Es decir, tendrá que haber una autorización judicial para investigar quién es el responsable de una página web y acceder a determinados datos confidenciales.

Más allá de estas cesiones, no cambian otros aspectos de la ley importantes. Así, por ejemplo, se mantiene el procedimiento mixto administrativo-judicial que ya recogía la norma, y será una comisión de propiedad intelectual (un órgano administrativo dependiente de Cultura) el que inicie el proceso para el cierre de las páginas, siempre, eso sí, iniciado a instancia de parte. Gobierno y PP coinciden en que este sistema agilizará la eliminación de la red de los contenidos ilegales.

Tampoco se modifica otro punto clave: la ley no va a perseguir al internauta particular que realice descargas ni a sus conexiones a internet, como sucede en otros países como Francia o Reino Unido, insisten desde el Gobierno. Solo se perseguirá a los responsables de las páginas que ofrecen ilegalmente contenidos digitales y que se lucran con ellas. Según los datos que maneja el Ministerio de Cultura, aproximadamente 200 de estas webs son las responsables del 90% de la piratería.

Mientras PSOE y PP cerraban su pacto, los internautas criticaban en internet duramente las conversaciones entre ambos partidos. En Twitter pueden leerse amenazas al principal partido de la oposición de retirarle su apoyo en las próximas elecciones municipales. Los internautas reclaman que se retire la ley, que se vuelva a partir de cero con más diálogo.