En su informe mensual sobre crudo

CGES pide a la OPEP que incremente la producción para moderar los precios

El Centro de Estudios Globales sobre la Energía (CGES) instó hoy a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) a que incremente su producción para equilibrar el mercado y moderar el precio del barril de crudo, que desde hace varias semanas ronda la barrera de los 100 dólares.

"El mundo necesita ahora más petróleo de la OPEP para equilibrar el mercado y devolver los precios a los niveles que hasta recientemente consideraba como justos (en torno a los 80 dólares)", afirmó la CGES en su informe mensual sobre el crudo.

Este centro de estudios recordó que cuando los precios del crudo "amenazaban con subir por encima de los 80 dólares" en abril de 2010, los ministros de la OPEP manifestaron que sólo emprenderían medidas si alcanzaban los 100 dólares por barril.

"Ahora que han alcanzado ese nivel, varios ministros de la OPEP están sugiriendo que el precio justo son los 100 dólares por barril y otra vez quieren culpar del aumento de precios en cualquier cosa (...) que no sea su propio fracaso a la hora de responder a la necesidad del mercado de más petróleo", se señaló en el informe.

El CGES denuncia la resistencia del cártel exportador de crudo a entender que son las circunstancias del mercado, con un "inesperado aumento de la demanda", las que han disparado los precios.

El informe recuerda que esta tendencia en el segundo trimestre de 2010 ha supuesto que el crecimiento de la demanda entre 2010 y 2009 haya sido de 3 millones de barriles por día, lo que ha hecho que sólo haya reservas para cubrir las necesidades mundiales de crudo para un periodo máximo de cuatro días.

Sus autores son también críticos con la OPEP porque "cada vez que los precios del petróleo se han aproximado a un nivel que previsiblemente podría desencadenar su respuesta, la organización ha encontrado alguna razón para no hacer nada, prefiriendo dejar que los precios suban al margen de las consecuencias".

No obstante, el CGES reconoce que la OPEP no tiene un mandato para estabilizar los precios en un nivel determinado, sino que existe para promover los intereses de sus países miembros.

"Mientras sus miembros de más peso en términos de producción de petróleo han tenido tradicionalmente un interés a largo plazo por la salud de la demanda, la mayoría de miembros parecen tener ahora solo una visión de corto plazo de sus propios intereses", afirma.

Sólo Arabia Saudí ha incrementado su producción en los últimos meses, pero "el incremento no ha sido ni lo suficientemente rápido, ni lo suficientemente grande, ni lo suficientemente transparente para evitar que los precios suban por encima de los 80 dólares".

El CGES concluye que sin más petróleo de la OPEP, los precios seguirán subiendo en 2011, a un ritmo que dependerá de la solidez del crecimiento en la demanda de crudo.